Dieta BRAT para perros – dieta

Dieta BRAT para perros – dieta

Nota sobre la comida para perros, etc.

Contents hide

Tenga en cuenta que si su perro está sufriendo, a veces darle su comida habitual para perros puede no ser suficiente y puede causar un mayor malestar estomacal. Con un malestar estomacal, es posible que también desee pensar en algunos otros alimentos humanos útiles. alimentos humanos como los siguientes son útiles – arroz hervido normal (paseo blanco o arroz integral también es adecuado), un poco de queso cottage, huevos cocidos (picados), batatas,huevos duros, otro arroz cocido, puré de calabaza, pescado blanco o una mezcla de algunos de ellos en un poco de agua tibia. Si quieres dar a tu perro comida para perros, opta por la comida seca, no por la húmeda.

Compruebe, sin embargo, que no tiene alergias alimentarias y, aunque puede alimentar a su perro con huevos crudos si está sano al 100%, puede evitar una dieta cruda para que el estómago de su perro descanse.

¿Qué más puede comer mi perro?

Todos sabemos que la gente que se dedica a los perros acaba dándoles de comer sobras de la mesa.

Parece que funcionan para los humanos…

Una de las enfermedades más comunes con las que todo dueño de perro tiene que lidiar en algún momento es la diarrea. La diarrea en los perros puede estar causada por muchos factores, como infecciones víricas o parásitos. Por supuesto, puede ser sucia, por lo que es posible que desee mantener a su perro fuera o separado, aunque sólo asegúrese de mantenerlo ocupado para que no sufra ansiedad por separación.

Una de las primeras medidas que debes tomar cuando tu peludo amigo tiene deposiciones blandas es acudir al veterinario. Esta guía te explicará cómo alimentar a tu cachorro, así como otros consejos generales para ayudarle a mejorar. ¿Qué opinamos del huevo revuelto para perros con diarrea? Nos jugamos si es una buena opción de comida

Entonces, ¿son buenos los huevos revueltos en este caso?

No existe cura para la diarrea en perros, pero las investigaciones han demostrado que los huevos revueltos pueden ayudar mucho a aliviar los síntomas. Esto es lo que debes saber.

Uno de los mejores remedios caseros que suelen recomendar los veterinarios para los perros con diarrea son las proteínas de alta calidad que son fáciles de digerir. Tales fuentes de proteínas requieren menos secreciones pancreáticas, gástricas, biliares e intestinales para una digestión y absorción óptimas o completas.

También se recomiendan las proteínas digestibles porque el revestimiento de los intestinos se daña cuando un perro sufre diarrea, lo que puede perjudicar la digestión y la absorción. Estas proteínas también minimizan la formación de heces, lo que permite que el intestino de su perro descanse.

Los huevos revueltos son buenos para los perros con diarrea porque son ricos en proteínas de fácil digestión.

Los huevos revueltos son incluso aceptables en una dieta blanda

Las dietas blandas (que suelen incluir alimentos bajos en fibra con una consistencia blanda) se recomiendan a menudo para perros con diarrea porque son suaves para el sistema digestivo. Algunas dietas blandas eficaces también pueden contener ingredientes que pueden ayudar a la formación de heces sólidas.

Las fuentes monoproteicas más comunes que suelen incluirse en las dietas blandas para perros con diarrea son la carne picada magra, el pollo, el pavo, el requesón o el pescado escalfado rico en proteínas. ¿Y los huevos revueltos?

Los huevos revueltos son una buena fuente de proteínas para los perros con diarrea. Las claras de huevo son suaves, ricas en proteínas y bajas en grasa, por lo que son ideales para estómagos inseguros.

¿Cuándo debe consultar a su veterinario?

Si su perro experimenta otros síntomas como deshidratación, letargo, fiebre, vómitos, disminución del apetito o heces de color oscuro o con sangre, entonces podría estar relacionado con algo más grave.

Si crees que tu perro puede haber comido algo tóxico, llévalo al hospital veterinario más cercano. Aunque la diarrea resulte estar provocada por algo sin importancia, siempre es mejor prevenir que curar.

¿El huevo revuelto detiene la diarrea?

Un tratamiento para la diarrea en perros es darles huevos revueltos. Consulta estos consejos para obtener más información.

Los veterinarios suelen recomendar proteínas de alta calidad para los perros con diarrea. Estos productos son más fáciles de digerir y el organismo se beneficia de menos órganos de secreción.

Las proteínas digestibles también se recomiendan porque cuando los perros tienen diarrea, el revestimiento de sus intestinos se daña y esto puede perjudicar la digestión y la absorción. Estas proteínas también ayudan a que sus heces se formen sin mucho esfuerzo, lo que permite que el intestino de su perro descanse.

Los huevos revueltos son una buena opción cuando se trata de diarrea moderada en perros porque contienen proteínas de fácil digestión.

¿Qué puedo dar a mi perro para endurecer sus heces?

Las dietas blandas se recomiendan a menudo para perros con diarrea porque son suaves para el sistema digestivo. Algunas dietas blandas eficaces también pueden contener ingredientes que pueden ayudar a la formación de heces sólidas.

Las fuentes monoproteicas más comunes que suelen incluirse en las dietas blandas para perros con diarrea son la carne picada magra, el pollo, el pavo, el requesón o el pescado escalfado rico en proteínas. ¿Y los huevos revueltos?

Los huevos son una buena fuente de proteínas para los perros que padecen diarrea debido a su sabor suave, su alto contenido en proteínas y su bajo contenido en grasas.

¿Los perros pueden comer huevos revueltos?

No existe cura para la diarrea en perros, pero la investigación ha demostrado que los huevos revueltos pueden hacer mucho para ayudar a los síntomas cuando experimentan este síntoma.

Cuando los perros tienen diarrea, los veterinarios suelen recomendar suministrarles proteínas de alta calidad. Las proteínas son importantes porque requieren menos secreciones pancreáticas, gástricas, biliares e intestinales para una digestión y absorción óptimas o completas que otras fuentes de alimento.

Su perro necesita proteínas digestibles para reparar el revestimiento de su intestino, que puede resultar dañado por la diarrea. Estas proteínas también minimizan la formación de heces, permitiendo que el intestino de su perro descanse

Los huevos revueltos son buenos para los perros con diarrea por las proteínas de fácil digestión que contienen.

Cuando tu perro no se encuentra bien, el veterinario puede sugerirte que le des una dieta de pollo y arroz durante unos días. Es una forma estupenda de asentar su estómago, devolverle el apetito y que recupere la salud rápidamente.

Pero aunque parezca fácil, demasiados padres de mascotas se equivocan y acaban perjudicando a su amigo canino en lugar de ayudarlo.

En este artículo, repasaremos todo lo que necesitas saber sobre cómo alimentar a tu perro con pollo y arroz, empezando por cuándo y por qué hacerlo.

También veremos qué tipo de pollo y arroz utilizar, cómo prepararlo y qué cantidad de pollo y arroz debe dar a su perro por peso.

Por último, veremos algunas alternativas al pollo y el arroz como dieta para perros enfermos, y cuándo y por qué conviene considerar estas opciones.

Cuándo alimentar a su perro con pollo y arroz

Su veterinario le indicará cuándo debe someter a su perro a una dieta de pollo y arroz, que también suele denominarse dieta blanda.

Por lo general, su veterinario le sugerirá esta dieta cuando su perro:

Si necesita someter a su perro a una dieta de eliminación para detectar alergias o sensibilidades a algo que está comiendo, su veterinario también puede sugerirle que empiece con una dieta de pollo y arroz, y luego empiece a introducir gradualmente otros alimentos en su dieta para medir su reacción.

Sea cual sea el motivo, su veterinario le dirá qué debe tener en cuenta para saber cuándo puede empezar la transición a la alimentación normal.

También pueden pedirte que lleves una muestra fecal para analizarla.

Esto es desagradable pero necesario, ya que es la única forma de detectar si su perro padece algo como parásitos intestinales, en cuyo caso necesitará algo más que una dieta «blanda», sino medicación.

Su veterinario nunca le sugerirá que someta a su perro a una dieta prolongada de pollo y arroz, ya que no contiene todos los nutrientes que los perros necesitan para sobrevivir.

Por lo tanto, aunque puede hacerles bien durante unos días, si pasan unos meses con esta dieta se volverán deficientes en otras áreas.

¿Por qué pollo y arroz?

El pollo y el arroz se recomiendan como una dieta blanda de fácil digestión para su perro, ya que es sencilla, contiene sólo una fuente de proteínas y una de hidratos de carbono, y además es muy baja en grasas.

La combinación de proteínas y almidón que existe en una comida de pollo y arroz blanco tiene el potencial de estimular el apetito del perro.

Tanto el pollo como el arroz son también muy saludables para los cachorros.

El pollo tiene un alto contenido en proteínas, lo que lo convierte en una gran fuente de energía para los perros. También es rico en ácidos grasos Omega 6, que nutren su piel y pelaje, y está repleto de aminoácidos esenciales y glucosamina, esta última esencial para unos huesos sanos.

El arroz es una excelente fuente de hidratos de carbono, vitaminas y minerales. Tiene muchas vitaminas D y G, que son estupendas para la salud del corazón, así como calcio, hierro y riboflavina.

El arroz también favorece el crecimiento de bacterias buenas, que pueden ayudar a regular los movimientos intestinales.

Cuando se alimenta al perro con arroz como parte de la dieta habitual, se recomienda el arroz integral.

Es más rico en nutrientes que el arroz blanco, y éste tiene un nivel glucémico relativamente alto, lo que significa que dar mucho a su perro puede tener consecuencias negativas, como la posibilidad de causarle diabetes.

Pero, cuando se trata del pollo y el arroz con que se alimenta a un perro enfermo, se recomienda el arroz blanco, ya que éste es fácil de digerir, a diferencia del arroz integral, y contiene el almidón esencial para estimular el apetito del perro.

Cómo preparar pollo y arroz para su perro

Para alimentar a su perro con pollo y arroz hay que empezar por preparar la comida correctamente. Como ya hemos dicho, debe utilizar arroz blanco en lugar de arroz integral. También debe utilizar sólo carne de pollo blanca, sin huesos ni grasa.

Para preparar la comida, hierve el pollo hasta que esté bien cocido, escurre el agua y córtalo en trozos pequeños para tu perro.

Puedes hervir el arroz como lo harías normalmente, o puedes hervir el arroz en el caldo de pollo que escurriste del pollo cocido.

Haga lo que haga, no utilice ningún condimento al preparar ni el pollo ni el arroz, ya que pueden ser tóxicos para su perro. Esto también significa no cocinar con aceites ni mantequilla. En la medida de lo posible, debe evitar añadir nada más al plato.

Mezcle el pollo y el arroz en una proporción de uno a dos. Así, si hace una taza de la comida, querrá 1⁄3 de taza de pollo y 2⁄3 de taza de arroz.

Deje que la comida se enfríe completamente antes de dársela a su perro, ya que los alimentos calientes pueden dañar su lengua y su boca.

Si decide hacer una tanda más grande, puede guardar la carne preparada en el frigorífico durante tres o cuatro días, y en el congelador hasta dos meses.

Cuánto pollo y arroz para dar a su perro por peso

Cuando le des a tu perro su ración de pollo y arroz, debes asegurarte de que le das la cantidad adecuada.

El plato puede tener más calorías que la comida que sueles dar a tu perro, por lo que puede que tengas que darle menos cantidad de la que esperas.

Una comida estándar de pollo y arroz preparada del modo descrito anteriormente contendrá entre 350 y 400 calorías por taza. Como regla general, los perros necesitan entre 25 y 30 calorías al día por kilo de peso corporal.

Aquí tienes una tabla con la cantidad de pollo y arroz que debes dar a tu perro según su peso, basada en nuestra «regla general»:

Tabla de pollo y arroz para perros por peso

*Esta es una aproximación de la cantidad de pollo y arroz que debe dar a su perro al día. Consulte a su veterinario antes de dar a su perro cualquier alimento nuevo.

Cómo dar a su perro su pollo y arroz

En lugar de repartir la comida de su perro en dos comidas al día, deberá darle raciones más pequeñas entre cuatro y seis veces al día.

Esto provoca una menor estimulación del estómago, lo que reduce las contracciones musculares del estómago, que pueden ayudar a aliviar los vómitos y la diarrea.

Su veterinario probablemente le aconsejará que alimente a su perro exclusivamente con esta dieta durante dos o tres días o le dirá a qué debe estar atento para determinar cuándo su cachorro se encuentra mejor.

También pueden sugerirle que haga ayunar a su perro durante un día antes de someterlo a la dieta blanda.

Cuando esté listo para volver a su dieta normal, no lo haga de una sola vez, sino de forma escalonada.

Empieza a reducir el número de comidas y a mezclar su plato de pollo y arroz con su comida habitual, empezando por hacer que su comida sea sólo un 25% de comida habitual y aumentando gradualmente hasta el 100% en el transcurso de una semana.

Los perros tienen estómagos muy sensibles, y los cambios bruscos en su alimentación podrían devolverle al punto de partida, en el sentido de que volverá a tener un perro vomitando entre manos.

Alternativas al pollo y el arroz

Hay varias razones por las que puede querer alimentar a su perro con una alternativa al pollo y el arroz cuando no se encuentra bien.

Una de las principales razones es que el pollo es un alérgeno muy común entre los perros, por lo que podría ser lo último que quieras poner en el plato de tu perro.

Del mismo modo, si su perro sufre estreñimiento en lugar de diarrea, puede buscar algunas alternativas.

La calabaza es otro alimento estupendo para los perros con malestar estomacal, sobre todo si el problema es el estreñimiento. Tiene un alto contenido en el tipo de fibra que mejor regula el sistema digestivo canino.

También contiene vitaminas y minerales esenciales, como las vitaminas A, B6, C y E, niacina, hierro, magnesio, fósforo, potasio y manganeso.

Si tu perro está estreñido, puede valer la pena añadir dos cucharadas de calabaza a su plato de pollo y arroz.

Asegúrate de no prepararlo con ningún condimento, ya que, como hemos dicho, muchos de los que consumimos los humanos son tóxicos para los perros.

NUESTRA EXPERIENCIA Calabaza: Añadimos un poco de calabaza a la comida de nuestros perros cuando tienen malestar estomacal. Puede comprar una lata entera de calabaza en su supermercado local, pero asegúrese de comprar calabaza natural que no contenga aditivos.

NOS GUSTA: Huerto de calabazas de Weruva – Cuesta más que una lata de calabaza del supermercado, pero nos gusta tener una bolsita pequeña de calabaza en lugar de comprar una lata entera.

Si su perro no soporta los alimentos sólidos, el caldo de huesos puede ser una alternativa líquida saludable para mantener sus fuerzas hasta que esté preparado para probar algo más sustancioso. También le devolverá el apetito.

Para preparar el caldo:

Si guarda el caldo en el frigorífico, se formará una sustancia gelatinosa/ Cuando esté listo para dárselo a su perro, sólo tiene que calentar una porción para que vuelva a estar líquido. Asegúrese de que esté suficientemente frío antes de ponerlo en el cuenco de su perro.

Haga lo que haga, no le dé a su perro los huesos que ha utilizado para hacer el caldo, ya que los huesos hervidos de esta forma se vuelven muy quebradizos y pueden romperse fácilmente en trozos afilados muy peligrosos para su perro.

La comida para bebés también puede ser una buena alternativa, ya que también está diseñada para ser fácil de digerir. Puedes alimentar a tu perro con seguridad con uno de los platos a base de carne de la variedad Etapa II.

Es una alternativa razonable si su perro es alérgico al pollo, pero compruebe siempre todos los ingredientes para asegurarse de que no se han añadido condimentos ni especias al alimento.

NUESTRA EXPERIENCIA: Cuando Linus fue puesto en medicación para el corazón y se suprimió su apetito. Dejó de comer su comida regular. Nuestro veterinario recomendó probar la comida para bebés y funcionó bien por un corto tiempo. Asegúrese de leer la etiqueta de cualquier alimento humano que usted da a su perro y asegúrese de que no contiene nada que pueda ser perjudicial para su perro. Encontramos que algunos de los alimentos para bebés contenían ajo y cebolla que podría tenerpotencialmente dañino para nuestro perro, Linus.

Alternativas comerciales a la comida para perros

Si no le apetece preparárselo usted mismo, puede comprar comida para perros «blanda», que consiste básicamente en pollo y arroz preparados para usted.

Actualmente existen dos marcas líderes en el mercado.

Comida en lata Dave’s Restricted Diet Bland Chicken and Rice

Esta comida consiste esencialmente en pollo y arroz remojados y enlatados para que duren un poco más.

La mayor ventaja de esta opción, aparte de no tener que hacerla usted mismo, es que también contiene un paquete de nutrientes, algo habitual en los alimentos para perros para garantizar que su perro recibe todo lo que necesita.

La lista de suplementos añadidos a este producto se ha reducido para garantizar que no contiene nada que pueda irritar el estómago de su perro.

La empresa también fabrica una versión de cordero y arroz del plato, ideal si su perro es alérgico al pollo.

Arroz y pollo liofilizados Under the Weather

La segunda comida para perros es un poco más complicada de preparar, ya que viene liofilizada y hay que hervirla en agua de 15 a 20 minutos y luego dejarla enfriar para poder sentársela al perro.

Pero aparte de eso, el plato es más básico, ya que sólo contiene la proteína del pollo y los carbohidratos del arroz.

La empresa fabrica diversas variedades, por lo que hay algo para cada alérgico y comilón quisquilloso.

Incluso hacen una receta de arroz, pollo y calabaza, que es ideal para perros estreñidos. Las recetas disponibles incluyen:

¿Pueden los perros comer pollo y arroz todos los días?

No es buena idea mantener a su perro con una dieta diaria de pollo y arroz durante mucho tiempo. Aunque este plato es muy saludable para los perros, no contiene todos los nutrientes que necesitan, que obtienen de otras fuentes como las carnes rojas y las verduras.

Además, los perros tienden a desarrollar alergias a los alimentos que más comen. Si los alimentas sistemáticamente con pollo y arroz durante un tiempo prolongado, probablemente desarrollarán una alergia al pollo, lo que te obligará a cambiar su dieta de nuevo, de forma relativamente drástica.

¿Qué cantidad de pollo y arroz debo dar a mi perro?

La cantidad de pollo y arroz que debe dar a su perro depende sobre todo de su tamaño y peso.

Suponiendo que ya les hayas puesto una dieta con el nivel calórico adecuado para ellos, querrás darles aproximadamente el mismo número de calorías en pollo y arroz. Una taza de pollo y arroz contiene entre 350 y 400 calorías.

Como norma general, los perros necesitan entre 25 y 30 calorías por kilo de peso al día, aunque esto varía en función del perro.

Por ejemplo, los perros mayores son menos activos y tienen un metabolismo más lento, por lo que suelen necesitar menos calorías en su dieta.

¿Puede el arroz y el pollo estreñir a un perro?

Una dieta de pollo y arroz no debería causar estreñimiento a su perro si le está dando la receta correcta, es decir, carne blanca de pollo (sin huesos) y arroz blanco. El arroz integral puede ser difícil de digerir y, por tanto, causar estreñimiento.

Si tu perro está estreñido con una dieta de pollo y arroz, deja el arroz y dale sólo pollo desmenuzado. También puedes darle unas cucharadas de calabaza cocida al día, que está llena de fibra que ayudará a combatir el estreñimiento.

¿Durante cuánto tiempo debo alimentar a mi perro con pollo y arroz hervidos?

Su veterinario le indicará los signos a los que debe prestar atención para saber si su perro está preparado para abandonar la dieta blanda de pollo y arroz y volver a su alimentación habitual.

Normalmente, el perro sólo debe seguir una dieta estricta de pollo y arroz durante dos o tres días.

Hay excepciones, por ejemplo, si utiliza pollo y arroz como parte de una dieta de eliminación o si su perro se está recuperando de una intervención quirúrgica grave.

Pero después de dos o tres días con pollo y arroz, no le vuelvas a dar su comida habitual, ya que este cambio repentino puede reavivar los problemas que te llevaron a darle una dieta blanda.

A lo largo de una semana, vuelva gradualmente a su comida habitual, mezclando un poco de la comida habitual con el pollo y el arroz, y luego aumente gradualmente la proporción de comida habitual en la mezcla.

Reflexiones finales

En el pasado, cuando mis perros tenían malestar estomacal hervimos pollo y le dimos arroz blanco y a veces lo complementamos con calabaza y por lo general funciona de maravilla para conseguir su fontanería de nuevo en marcha.

Como ya hemos mencionado, normalmente mantenemos a nuestros perros con esta dieta sólo unos días antes de volver a su comida habitual.

Una dieta blanda de pollo y arroz es una buena forma de ayudar a un perro que sufre problemas digestivos.

También puede ayudar a los perros que sufren pérdida de apetito y puede ser una gran base para una dieta de eliminación para detectar alergias y sensibilidades alimentarias.

Pero si lo haces mal, puedes acabar haciendo daño a tu perro en lugar de ayudarlo.

Por ejemplo, aunque el arroz integral suele recomendarse como mejor para los perros enfermos, éstos necesitan el almidón del arroz blanco, que también es más fácil de digerir.

Además, si añades condimentos, tratando de hacer la comida más apetecible para tu perro, puedes perjudicarle, ya que muchos de los condimentos que utilizamos los humanos son tóxicos para los perros.

Aprenda a alimentar a su perro con pollo y arroz de la forma correcta para que se recupere lo antes posible.

¿Y vosotros?

¿Qué hacer cuando a tu perro le duele el estómago?

Cuéntenos sus remedios y recomendaciones en la sección de comentarios.

Guardar en Pinterest

Descargo de responsabilidad : La información de este sitio es sólo para fines de entretenimiento. Si tiene alguna pregunta relacionada con la salud de su perro, póngase en contacto con su veterinario.

La dieta «blanda» es un remedio casero que los veterinarios recomiendan a sus clientes desde hace mucho tiempo, y está pensada para ayudar a los perros que presentan síntomas de malestar estomacal (diarrea y/o vómitos leves). Hemos puesto el término «blanda» entre comillas porque no es un término bien definido, pero parece ser el que se utiliza con más frecuencia. Se podría decir que es una dieta «gastrointestinalmente favorable».pero eso es un poco complicado.

Hay muchas buenas dietas gastrointestinales producidas comercialmente por ahí, pero lo que nos referimos en este artículo es la versión casera. Si bien hay pros y los contras de cada enfoque, hay un lugar para la versión casera, especialmente si usted está en un apuro y no puede llegar a su clínica veterinaria local – si usted es un miembro de Treatwell Pet Care con un veterinario móvil como nosotros, mantener enmente siempre estamos encantados de cumplir 馃檪 .

La dieta consiste en un único almidón (normalmente arroz blanco) y una única fuente de proteínas magras. Lo más habitual es utilizar carne picada de ternera extra magra o pechuga de pollo troceada, pero algunas personas la sustituyen por cosas como pavo picado o incluso requesón bajo en grasa. Siga leyendo para ver nuestra receta a continuación.

Este tipo de dieta sólo se recomienda en casos de malestar estomacal leve. Normalmente es el tipo de cosa que puede resultar de una desventura culinaria, como comerse un ratón muerto al lado de la carretera, o de algunos casos leves de gastroenteritis infecciosa.

Usted podría considerar el uso de esta dieta si:

Ingredientes

Instrucciones

¿Le interesa hacerse socio de Treatwell Pet Care?

Diarrea y vómitos: por muchos estragos que causen en su alfombra, imagínese en el intestino de su cachorro. Los vómitos y la diarrea son algunas de las dolencias más comunes por las que atendemos mascotas en un hospital de urgencias, y pueden ir acompañados de falta de apetito y energía. Hay medidas que puede tomar en casa para detener el tren antes de que salga de la estación.

Signos de malestar gastrointestinal:

Lo primero que hago con mis propios animales cuando muestran alguno de estos signos es empezar con una dieta blanda. La comida normal para perros e incluso las dietas GI sensibles dejan un residuo aceitoso en la mano. Esto es una prueba del contenido de grasa; incluso las dietas más sanas tienen entre un 10 y un 15% de grasa. Lo mejor para un malestar estomacal es comida que no requiera mucha digestión: una fuente simple de proteínas y carbohidratos y singrasas, ni aceites, ni condimentos.

Dieta blanda para perros con trastornos gastrointestinales

Una dieta blanda, especialmente una casera, no es equilibrada para la salud a largo plazo (aunque su veterinario puede ayudar con esto si la condición lo dicta). Sin embargo, puede ser muy útil para el malestar gastrointestinal en el corto plazo. Recomiendo la alimentación de la dieta blanda a su perro durante 3-4 días, después de lo cual usted debe lentamente la transición de nuevo a su dieta regular durante 3-4 comidas. Los cambios rápidos en la dieta puedecausar diarrea y vómitos.

Por definición, una dieta blanda para perros con trastornos gastrointestinales no es muy excitante, ya que el objetivo es irritar lo menos posible el tracto gastrointestinal sin dejar de nutrir a su mascota. A continuación se indican algunos ingredientes que puede utilizar al preparar la dieta blanda temporal de su perro.

Por las proteínas:

Para los hidratos de carbono:

Aditivos:

Evitar exigir demasiado al intestino (ofreciéndole alimentos de fácil digestión) y, al mismo tiempo, proporcionarle los elementos básicos necesarios para la curación puede ser suficiente para que el intestino se restablezca y se cure por sí solo. Si una dieta blanda por sí sola no es suficiente para curar los problemas gastrointestinales de su perro, sin duda ayuda.

¿Y si la dieta blanda no funciona?

Si los problemas persisten y los vómitos y la diarrea se prolongan durante más de 12-24 horas, o los síntomas empeoran en cualquier momento, entonces es el momento de acudir al veterinario. Su veterinario puede recomendar diagnósticos para descartar algo más grave que un simple trastorno gastrointestinal. También es probable que prescriba medicamentos y tratamientos para acelerar su recuperación; incluso puede ser necesaria la hospitalización en función de la causa o de los síntomas.gravedad de los síntomas. Al menos ahora puedes buscar esas opciones sabiendo que hiciste todo lo que pudiste para ayudarles en casa antes de buscar refuerzos veterinarios.

El Centro Médico Veterinario Tier 1 de Palmer es el único hospital veterinario integral de Alaska. Estamos disponibles con cita previa, además de aceptar urgencias y visitas sin cita previa. Con TAC, RMN y ecografía disponibles in situ, nuestras instalaciones ofrecen opciones de tratamiento avanzadas para su mascota. Póngase en contacto con nosotros hoy mismo para concertar una cita.

La Dra. Paige Wallace es la Coordinadora de Cuidados Urgentes en el Centro Médico Veterinario Tier 1. Nacida y criada aquí mismo en el Valle Mat-Su, la Dra. Wallace recibió su educación y formación veterinaria a través de su servicio en el Ejército de los Estados Unidos. Sirvió como Capitán con el 218º Destacamento Médico de Apoyo al Servicio Veterinario, bajo la 62ª Brigada Médica. La Dra. Wallace tiene una amplia experienciatratar casos traumatológicos en zonas remotas y con recursos limitados, lo que aporta al equipo del CMV de nivel 1 una gran riqueza de conocimientos y experiencia.

Dado que los vómitos y la diarrea son dos de los motivos más frecuentes de visita al veterinario, todos los padres de mascotas deberían tener a mano una receta de dieta blanda para perros. No sólo queremos minimizar la cantidad de vómitos y/o diarrea en nuestro hogar, sino que también queremos que nuestros cachorros se sientan mejor.

En cuanto su perro muestre signos de malestar intestinal (vómitos, diarrea, falta de apetito), retírele la comida y deje que su estómago descanse durante unas horas. Durante este tiempo, déjele libre acceso a un cuenco de agua parcialmente lleno; beber demasiada agua puede provocar más vómitos.

Mientras el estómago de tu mascota descansa, puedes empezar a cocinar la dieta blanda que le darás a tu perro durante los próximos días. Una buena receta es fácil de hacer y debería ayudar a tratar los signos clínicos que estás observando.

En este artículo analizaremos la definición y los elementos de una dieta blanda y por qué se utilizan determinados ingredientes cuando se prepara una en casa. También hablaremos de las consideraciones sobre la dieta blanda para ayudarle a tomar las mejores decisiones para su perro.

¿Qué es una dieta blanda para perros?

Una dieta blanda se refiere a un alimento que se da a un perro y que se asienta fácilmente en el estómago, no causa diarrea y es fácilmente digerible (se descompone y absorbe fácilmente en el cuerpo). Esta dieta también se llama «blanda» porque no tiene ningún condimento o especias añadidas. Muchas especias son demasiado picantes y especiadas para un tracto intestinal ya molesto.

Cuándo utilizar una dieta blanda para perros

Dieta BRAT para perros – dieta

Los perros con molestias intestinales leves, como vómitos, diarrea o inapetencia (que no quieren comer), tienen muchas posibilidades de mejorar con una dieta blanda.

Una dieta blanda proporcionará a su perro una fuente de nutrición fácil de digerir. Los ingredientes de las dietas blandas alivian el tracto intestinal de su perro proporcionándole alimentos que no aumentan las náuseas existentes, al tiempo que absorben la humedad adicional.

Si su perro tiene diarrea sanguinolenta, diarrea y vómitos continuos y no come durante un periodo prolongado, es importante que acuda al veterinario para descartar problemas de salud potencialmente graves.

¿Ingredientes de una dieta blanda para perros?

Dieta BRAT para perros – dieta

Una dieta blanda es una combinación de unos pocos ingredientes sencillos. La dieta debe contener como mínimo una fuente de proteínas y otra de hidratos de carbono. También se puede añadir una verdura (hasta un tercio de la receta).

Las dietas blandas para perros suelen consistir en:

Una proteína baja en grasas Por ejemplo, el pollo, el pavo o la carne de vacuno magra. Una fuente de proteína rica en grasas suele ser demasiado pesada para las mascotas con molestias intestinales. Las proteínas ricas en grasas también pueden empeorar los vómitos y la diarrea. El exceso de grasas que llegan a los intestinos puede arrastrar agua adicional a los intestinos, provocando más diarrea.

Una fuente de hidratos de carbono Clásicamente se utiliza el arroz blanco, que no sólo proporciona al organismo una fuente de energía fácil de digerir, sino que también absorbe el exceso de agua en el tracto intestinal. Aunque el arroz blanco tiene una capacidad superior de absorción de agua en comparación con otras fuentes de carbohidratos, también pueden utilizarse el mijo, la cebada, la calabaza de invierno, el arroz integral, el salvado de arroz o los macarrones integrales.

Una verdura opcional Algunos perros con vómitos y/o diarrea responden bien a la adición de verduras debido a su contenido en fibra. Algunos ejemplos de verduras que pueden ayudar con el malestar estomacal son el pepino, el apio, la lechuga, las setas culinarias y la calabaza (enlatada o fresca, horneada).

Un probiótico Las bacterias intestinales son increíblemente importantes para la salud de nuestro perro. La suplementación de los perros con un probiótico y/o un prebiótico puede ayudar a reequilibrar el tracto intestinal y prevenir el empeoramiento de los síntomas. No le dé a su perro un probiótico o un prebiótico antes de consultarlo con su veterinario.

Aspectos a tener en cuenta en una dieta blanda

Dieta BRAT para perros – dieta

Una dieta blanda suele ser un primer paso excelente para las mascotas con malestar intestinal (vómitos y/o diarrea). Sin embargo, a veces una dieta blanda no es la opción correcta.

Hay muchas causas de malestar intestinal, y algunas de ellas pueden poner en peligro la vida. Si, por ejemplo, ves a tu mascota comerse un calcetín, un juguete, una piedra u otro objeto, y empieza a vomitar, la afección puede volverse rápidamente mortal.

También hay enfermedades orgánicas que pueden causar vómitos y otras complicaciones médicas secundarias. Las mascotas que sufren afecciones médicas importantes es probable que coman poco o nada y que muestren poca energía y entusiasmo. Una mascota que no coma y muestre poca energía debe ser examinada por un veterinario de inmediato.

Una mascota que siga vomitando su comida después de ocho horas debe ser vista por su veterinario.

La diarrea que no mejora con una dieta blanda después de 24 horas probablemente necesita medicamentos adicionales para ayudar a detener la diarrea.

Los perros jóvenes con molestias intestinales necesitan una atención especial. Si su perro tiene menos de un año, solicite la intervención de un veterinario por molestias intestinales. Los perros jóvenes se deshidratan muy rápidamente y su salud puede deteriorarse mucho más deprisa que la de los perros adultos.

Si su perro joven vomita durante más de cuatro horas, tiene diarrea durante más de seis horas, come menos de lo normal o no come y/o tiene poca energía, es necesario que lo vea un veterinario de inmediato.

Una dieta blanda no es completa ni equilibrada. Una dieta completa y equilibrada contiene todas las vitaminas y minerales que un perro necesita a diario. La mayoría de los alimentos comerciales para perros se consideran completos y equilibrados.

Alimentar a un perro con una dieta blanda es seguro a corto plazo, pero si se prolonga demasiado, puede empezar a provocar anomalías metabólicas, con la consiguiente enfermedad, pérdida de peso e incapacidad para procesar los alimentos o proteger al organismo de agentes patógenos.

Si su mascota tiene que seguir una dieta blanda durante un periodo prolongado, es necesario añadir a la dieta un multivitamínico apto para mascotas o que un nutricionista veterinario la analice detenidamente. También hay varias marcas de comida para perros que elaboran y venden dietas blandas para perros por si a usted no le gusta o no quiere cocinar.

Receta de dieta blanda para perros

Dieta BRAT para perros – dieta

Cuando cocine una dieta blanda para su perro en casa, la carne debe hervirse o cocerse sin mantequilla, aceites ni especias añadidas. Las verduras deben escaldarse, no darse crudas.

Puede utilizar las opciones siguientes para personalizar una dieta blanda para sus perros en casa, utilizando las recetas basadas en el peso corporal de su perro.

Elección de proteínas = Pollo, pavo o ternera magra

Elección de hidratos de carbono = Arroz blanco, arroz integral o macarrones integrales

Opciones de verduras = Pepino, apio, lechuga, setas culinarias o calabaza

NOTA Estas raciones deben dividirse por la mitad y administrarse a los perros dos veces al día. Preste especial atención a las recomendaciones de dosificación de probióticos. Los perros de menos de 18 kilos no deben recibir más de un probiótico al día.

AVISO LEGAL Recomendación: Consulte esta receta con el veterinario antes de dársela a su mascota. No alimente a su perro con ingredientes a los que sepa que es alérgico.

Instrucciones de uso y conservación

Espere a que la comida esté a temperatura ambiente antes de servirla.

Para empezar, dé a su perro una ración que represente entre 1⁄4 y 1⁄2 del tamaño normal de su comida. Si se la come y la mantiene, puede darle un poco más.

Guarde los alimentos en un recipiente tapado en el frigorífico durante un máximo de tres días.

Caliente la comida entre temperatura ambiente y ligeramente tibia antes de dársela. No la dé fría. Si después de calentarla, la comida está caliente, deje que se enfríe antes de dársela a su perro.

Duración de una dieta blanda para perros

Continúe con la dieta blanda durante los dos o tres días siguientes. Si se sabe que su mascota tiene un estómago sensible, puede ser prudente darle este alimento durante cinco a siete días después de que desaparezcan los síntomas y luego volver lentamente a su comida normal.

A las 24 horas de la primera comida, debería observar una mejoría. Si no es así, se recomienda un examen veterinario. Si su mascota deja de tener molestias intestinales con una dieta blanda, pero los vómitos y/o la diarrea reaparecen al volver a su dieta normal, comente sus opciones con su veterinario.

Si su perro tiene algún malestar gastrointestinal leve, esta receta de dieta blanda debería ayudarle enormemente. Para saber más sobre cómo alimentar a su perro con una dieta blanda, consulte la entrada de nuestro blog que le cuenta todo lo que necesita saber sobre ellas aquí.

75% ARROZ BLANCO COCIDO – Calidad y Ecológico

25% CARNE HERVIDA – Pollo o carne picada magra normalmente (a menos que su perro sea alérgico)

¿Qué cantidad de arroz debo dar a mi perro con diarrea?

Según muchas fuentes, la cantidad recomendada de arroz para alimentar a su perro en función del peso es:

Si su perro tiene malestar estomacal, es posible que el veterinario le sugiera una dieta blanda. Pero, ¿qué es una dieta blanda? En este post encontrará todos los consejos para que usted y su cachorro sigan una dieta blanda.

Los veterinarios suelen prescribir dietas blandas por diversos motivos: porque el cachorro no se encuentra bien, porque no quiere comer, porque está tomando medicación, etcétera.

Una dieta blanda para perros consiste en alimentos similares a los que comerían los humanos si no tuvieran tanto calor. Piensa en todo sin sabor: arroz, tostadas, pollo hervido, plátano, etc.

La ventaja de una dieta blanda para perros es que permite que el estómago descanse mientras se recupera de lo que le está molestando. Sin condimentos ni sabores añadidos, el estómago recibe lo que necesita sin irritantes.

Cada vez que Ruibarbo no se encuentra bien (normalmente cuando cambiamos de comida), tengo que cambiar a una dieta blanda durante un par de comidas hasta que su estómago vuelve a la normalidad. Así que si tú y tu cachorro estáis en la misma situación, aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre la alimentación con una dieta blanda.

Recuerde que no se trata de una autoprescripción. Si su perro presenta síntomas, llévelo siempre al veterinario.

Ingredientes para una dieta blanda

Una dieta blanda tiene una base de pollo y arroz con una proporción específica, que suele ser de 3 partes de arroz y 1 de pollo. El pollo y el arroz sustituirán a la comida habitual del perro en cada comida durante un breve periodo de tiempo hasta que vuelva a su estado normal.

Pollo Para una dieta de pollo y arroz para perros, es muy importante utilizar pechuga de pollo normal, sin condimentos. Puede cocinarse hirviéndola o en el horno. También puede utilizar pollo enlatado cuyos únicos ingredientes sean pollo y agua (asegúrese de que no tenga sales ni especias añadidas). O pruebe con otra ave, como el pavo.

Arroz Arroz: El arroz es la base de la comida, aporta hidratos de carbono energéticos y debe prepararse sólo con agua, por lo que es muy digestivo.

Complementos: Una dieta blanda para perros con diarrea puede mejorarse añadiendo ingredientes blandos ricos en fibra, como puré de calabaza, plátano o boniato.

¿Qué es la dieta Brat para perros? Similar a la dieta de alimentos insípidos, pero con ligeras variaciones en los ingredientes. «BRAT» es un acrónimo que significa Plátanos, Arroz, Manzanas y Tostadas.

Cómo hacer pollo y arroz para perros

Preparar arroz con pollo para perros es bastante sencillo. ¡Sólo tienes que asegurarte de que todo esté bien frío antes de servir!

Paso 1: Hervir el pollo
Añada la pechuga de pollo a una olla con agua hirviendo y cuézala hasta que deje de estar rosada por la mitad, unos 20 minutos. Déjela enfriar por completo y, a continuación, córtela en trozos pequeños.

Paso 2: Hervir el arroz
Cocer según las instrucciones del paquete, sin sal ni mantequilla. Dejar enfriar completamente antes de servir.

¿Dieta blanda a causa de los medicamentos?

Si tu cachorro tiene diarrea o vómitos después de haber tomado los antibióticos que se supone que le van a ayudar y te preguntas por qué sigue enfermo, ¡aquí te explicamos por qué! Los antibióticos matan las bacterias malas del intestino, pero también matan las bacterias buenas. Esas bacterias buenas son las que mantienen el estómago bajo control. Cuando se destruyen, el estómago tarda tiempo en volver a tener bacterias buenas, de ahí que una dieta blanda…se necesita un poco.

¿Qué cantidad de comida blanda debe dar a su perro?

Cuando alimente a su perro con una dieta blanda, debe tener en cuenta sus necesidades calóricas diarias y la frecuencia con la que debe comer. Las comidas deben espaciarse más y ser más frecuentes, ya que las comidas más pequeñas son más fáciles para el estómago.

Tamaño de las porciones:

Horarios de alimentación: Para las tomas, reparte la cantidad total de la comida entre 4 y 6 comidas a lo largo del día, así será aún más fácil para su estómago.

Cuánto tiempo alimentar con una dieta blanda: Por lo general, no se recomienda una dieta blanda para perros a largo plazo. Su veterinario le indicará durante cuánto tiempo debe alimentar a su perro con una dieta blanda (normalmente hasta que desaparezcan síntomas como la diarrea y el malestar estomacal).

Consejos para una dieta blanda

Marco temporal: Dependiendo del diagnóstico de tu perro y de las recomendaciones del veterinario, una dieta blanda suele necesitar 10 días para seguir su curso. Este tiempo debería ser suficiente para que el estómago de tu cachorro se cure y para que muestre mejoría. Si sus síntomas empeoran o no mejoran, consulta siempre a tu veterinario.

La transición a una dieta normal: Si su perro empieza a mostrar mejoría, entonces puede empezar la transición de vuelta a la comida normal. Después de 5 ó 6 días, reduzca lentamente la comida blanda en cada comida y sustitúyala por la comida normal de su perro. Continúe así hasta que haya vuelto completamente a su dieta normal.

Más consejos para alimentarse con una dieta blanda

Alimentar a su perro con una dieta blanda puede resultar confuso. Estos otros artículos pueden ayudarle a hacerlo un poco más fácil.

Dieta blanda para perros

Si su perro tiene malestar estomacal, el veterinario puede sugerirle una dieta blanda. Pero, ¿qué es una dieta blanda para perros? ¡La guía completa!

Imprimir

Notas

Sugerencias de raciones

¿Cuál es la mejor dieta blanda para un perro?

La dieta blanda más común consiste en arroz hervido y pechuga de pollo magra hervida, sin piel ni huesos. Dado que las dietas blandas son pobres en fibra, la producción de heces se ralentiza y la defecación es menos frecuente. Las dietas blandas se administran para que descanse el sistema gástrico y para ayudar a promover la formación normal de heces.

Dieta BRAT para perros – dieta
Carlos
Revisión por expertos
Pregunta
¡Hola a todos! Me llamo Carlos y soy experto en perros y razas caninas. Siempre he sentido amor por los perros y he pasado muchos años estudiando y trabajando con ellos.
Recibí mi título en [Ciencia Animal/Medicina Veterinaria/etc.] de [Nombre de la Universidad] y desde entonces he trabajado en varios roles con perros, incluyendo como [veterinario/entrenador de perros/criador/etc.].
Tengo un amplio conocimiento de las diferentes razas de perros y sus características, temperamentos y necesidades únicas. He trabajado con una gran variedad de razas, desde pequeñas razas de juguete hasta grandes razas de trabajo, y tengo un profundo conocimiento de sus necesidades específicas y de cómo cuidarlas.
En mi trabajo con perros, también he desarrollado una fuerte comprensión del comportamiento canino y cómo entrenar y comunicarse con ellos de manera efectiva. Me apasiona ayudar a los propietarios de perros a crear fuertes vínculos con sus mascotas y proporcionarles los mejores cuidados posibles.
Me entusiasma compartir mis conocimientos y experiencia con los demás a través de mis escritos y espero ayudar a otros a aprender más sobre sus queridos compañeros caninos y a cuidarlos mejor.

Dieta BRAT para perros – dieta
Carlos
Revisión por expertos
Pregunta
¡Hola a todos! Me llamo Carlos y soy experto en perros y razas caninas. Siempre he sentido amor por los perros y he pasado muchos años estudiando y trabajando con ellos.
Recibí mi título en [Ciencia Animal/Medicina Veterinaria/etc.] de [Nombre de la Universidad] y desde entonces he trabajado en varios roles con perros, incluyendo como [veterinario/entrenador de perros/criador/etc.].
Tengo un amplio conocimiento de las diferentes razas de perros y sus características, temperamentos y necesidades únicas. He trabajado con una gran variedad de razas, desde pequeñas razas de juguete hasta grandes razas de trabajo, y tengo un profundo conocimiento de sus necesidades específicas y de cómo cuidarlas.
En mi trabajo con perros, también he desarrollado una fuerte comprensión del comportamiento canino y cómo entrenar y comunicarse con ellos de manera efectiva. Me apasiona ayudar a los propietarios de perros a crear fuertes vínculos con sus mascotas y proporcionarles los mejores cuidados posibles.
Me entusiasma compartir mis conocimientos y experiencia con los demás a través de mis escritos y espero ayudar a otros a aprender más sobre sus queridos compañeros caninos y a cuidarlos mejor.

Deja una respuesta