Cómo presentar un cachorro a un perro en residencia – Cómo hacerlo correctamente – cachorro

Aspectos a tener en cuenta antes de comprar un cachorro

Contents hide

Me encantan los cachorros. Pero no todos los perros adultos quieren que un cachorro viva con ellos, aunque sean amables con los cachorros fuera de casa. Tenga en cuenta lo siguiente antes de adquirir su nuevo cachorro:

1. ¿A tu perro mayor le gustan los cachorros en general?

Si su perro mayor ha sido socializado adecuadamente con cachorros en el pasado y disfruta de los encuentros con ellos, las posibilidades de que consiga que acepte uno en casa son mayores si la situación se gestiona adecuadamente.

Si a su perro mayor no le gustan los cachorros, será mucho más difícil que acepte que vivan en su casa.

2. ¿Tiene su perro algún problema de comportamiento?

Si es así, es mejor resolverlos antes de adquirir un cachorro.

Cualquier problema se magnificará cuando tengas un cachorro, además no es justo para ninguno de los dos perros ignorar cualquier problema.

En caso de duda, pida consejo a un experto en comportamiento canino.

3. ¿Tiene su perro algún problema de salud?

Si un perro mayor tiene problemas de salud que afectan a su vista, oído o movilidad, probablemente no sea lo mejor que adquiera un cachorro joven, ya que puede ser demasiado para él.

Además, si tiene algún problema que pueda afectar a su nivel de dolor, como la artritis, probablemente no disfrutará jugando con un cachorro joven.

A Trevor, mi Shih Tzu rescatado, le encantan todos los perros, pero ya tiene unos 16 años y está perdiendo visión.

Yo no lo juntaría con mi cachorro mezcla de Aussie Millie sin correa y esperaría que jugaran juntos, no sería justo para ninguno de los dos perros.

Pero hago que se encuentren con correa, con arnés, después de que Millie haya hecho suficiente ejercicio para estar tranquila.

4. Considere si el cachorro que elige es apropiado para su perro mayor

Por ejemplo, un cachorro de San Bernardo puede ser demasiado para un maltés mayor.

Cuando elijas un cachorro, elige uno que no abrume a tu perro mayor y que tenga niveles de energía similares.

De este modo, aumentan las probabilidades de que la convivencia sea un éxito.

No es imposible que la extraña pareja se lleve bien, sólo suele ser más difícil.

Pero he tenido mi Lhasa apso Ralphie que es un adulto aceptar mi cachorro mezcla de Aussie Millie. Sólo se requiere más gestión y trabajo.

5. ¿Ha vacunado correctamente a su perro mayor?

Compruebe con su veterinario que su perro tiene todas las vacunas necesarias antes de adquirir un cachorro.

¿Cuál es el comportamiento normal entre el cachorro y el perro mayor?

Es normal que un perro mayor corrija adecuadamente a un cachorro. Los problemas surgen si el perro mayor se vuelve realmente agresivo con el cachorro.

Es muy estresante para el perro mayor cuando un recién llegado se une al hogar.

¿Tu perro mayor es agresivo con el cachorro?

Si tu perro mayor le gruñe al cachorro cuando se pone inquieto, es normal.

El perro mayor le está diciendo al joven que le respete y se aparte, como haría la madre del cachorro.

A continuación, el cachorro debe retroceder ante la corrección y respetar al perro mayor.

Pero mientras la interacción sea breve y el cachorro no se haga daño, probablemente sea normal.

Si en algún momento tiene dudas sobre si la interacción es normal, separe a los perros y pida ayuda profesional a un adiestrador con experiencia en refuerzo positivo.

Una cosa que hemos notado con nuestros perros mayores y los nuevos cachorros es lo que llamamos la «licencia de cachorro».

Por alguna razón nuestros perros mayores dejan que nuestros cachorros se salgan con la suya cuando son pequeños pero a medida que crecen pierden su «licencia de cachorro» y los perros mayores empiezan a corregir su comportamiento inapropiado.

¿Qué puede hacer para tener éxito?

Hay muchas formas de ayudar a que la relación entre tu perro mayor y tu cachorro sea fructífera.

No hay que precipitar las presentaciones ni dar al perro mayor la oportunidad de vigilar los objetos deseados.

Además, no hay que dejarlos solos hasta estar seguros de que se llevan bien. Y eso lleva tiempo, incluso muchos meses. Es mejor prevenir que curar.

1. Prepare su casa antes de la llegada del cachorro

Recoja todos los mordedores, juguetes y cuencos de comida, ya que son objetos que su perro mayor puede vigilar (tenga en cuenta que si su perro adulto vigila estos objetos, o incluso usted mismo, antes de tener un cachorro, pida ayuda a un experto). antes de decidir tener un cachorro).

Ten una zona libre de juguetes en la que ambos puedan aprender a llevarse bien. Al principio, puedes tener zonas de juego separadas con sus juguetes para cada uno para que no haya conflictos entre ellos.

Quieres prepararles para el éxito.

2. Intercambie aromas

Si es posible, coloca algo con el olor del cachorro en la jaula o cama del perro mayor para que se acostumbre a él cuando llegue.

Si es posible, deje también algo con el olor de su perro mayor al cachorro antes de su llegada.

3. Preséntelos fuera de casa

Por lo general, es mejor presentar el cachorro a su perro mayor en un lugar neutral, no en su casa.

Si lo hace, ayudará a prevenir cualquier territorialidad que pueda mostrar su perro mayor.

Es difícil presentar un cachorro a un perro mayor en muchos lugares porque el cachorro no debe estar donde pueden haber estado otros perros no vacunados.

Así que podrías presentarlos en casa de un amigo o en otro lugar neutral.

Cuando recibí a Millie, mi cachorrita mezcla de Aussie, el verano pasado, el grupo de rescate nos invitó a conocerla en su local y yo llevé a mis otros cinco perros para que la conocieran.

Mis otros perros son amigos de los perros y toleran a los cachorros y saben corregirlos adecuadamente, pero aun así era importante que se conocieran allí.

4. Preséntese despacio

Haga que su perro mayor reciba golosinas cuando vea al cachorro y esté tranquilo. Si en algún momento se muestra agresivo (levanta los pelos, se abalanza, gruñe), ponga fin a cualquier posible interacción y busque ayuda profesional.

En las presentaciones, necesita dos adiestradores: uno para el cachorro y otro para el perro mayor. Pida a una persona que sujete al cachorro con la correa y a la otra que sujete la correa del perro mayor.

Además, es mejor que lleven arneses de los que no puedan zafarse.

Un collar apretado en el perro mayor puede enviarle la señal de que algo va mal.

Colócalos en lados opuestos de la habitación.

Cuando se acostumbren a estar juntos en la misma habitación, acérquelos unos metros, asegurándose de que el perro mayor se sienta cómodo.

Puede llevar una hora o más, dependiendo del perro, que se encuentren brevemente cara a cara.

Acérquese el uno al otro con el tiempo si el perro adulto parece relajado, haga que se encuentren durante unos segundos si todo va bien, luego sepárese (diciéndoles «vamos» mientras se aleja).

5. Pasear juntos a los perros para que se conozcan

Si el cachorro puede caminar con correa, puede pasearlo en paralelo al perro mayor, con adiestradores separados paseando a cada can.

Esta es una buena forma de presentar a dos perros. Manténgalos a una distancia mínima de 3 metros. Con el tiempo puede acercarse más, dependiendo de cómo reaccione el perro mayor ante el cachorro.

6. Intégralos poco a poco en tu casa

No les obligues a interactuar, jugar juntos o posar para las fotos.

7. Aliméntelos por separado

Para que no haya conflictos por la comida, es mejor darles de comer en zonas diferentes.

8. Gestionar todas las interacciones

Utiliza puertas entre habitaciones para que se encuentren. Una puede estar a un lado de la puerta y la otra en el lado opuesto.

Acostumbra a tu cachorro a la jaula, para que pueda estar encerrado a veces cuando esté en la habitación con el perro adulto.

RECOMENDACIÓN RÁPIDA : Nos gusta usar la jaula para perros MidWest LifeStages. ¡Tenemos la misma que compramos para Linus hace más de 17 años!

Vigila el lenguaje corporal de tu perro mayor para que no traspase el umbral y se vuelva demasiado brusco o agresivo con el cachorro.

Al principio, y durante días o semanas (dependiendo de la reacción del perro), los hacía encontrarse con arneses y correas sueltas.

Disponga de dos adiestradores: uno para el cachorro y otro para el perro adulto.

Tómese su tiempo y sea paciente.

Si los primeros encuentros van extremadamente bien, con el tiempo (a lo largo de los días) puedes tener dos correas de arrastre para que cada persona pueda coger una correa y decir a los perros «vamos» y caminar en direcciones opuestas antes de que las cosas se intensifiquen.

Asegúrate de que las correas no se enredan ni envuelven a los perros. Al fin y al cabo, no quieres que haya problemas ni que sean demasiado bruscos entre ellos.

Si el perro mayor muestra algún tipo de estrés, como los pelos de punta o un lenguaje corporal tenso, ponga fin a la interacción inmediatamente.

Haga que un adiestrador aleje al cachorro con un juguete y que el otro adiestrador llame al perro mayor para que se acerque.

Lleve a cada perro a zonas separadas, como habitaciones separadas para que se tranquilicen.

9. No dejes que el cachorro acose al perro adulto

Incluso los perros adultos que disfrutan de la compañía de los cachorros no quieren que les molesten constantemente.

Aleja al cachorro del perro adulto. Utiliza un juguete para que el cachorro juegue lejos del perro mayor.

10. Haz que el cachorro haga ejercicio antes de interactuar con el perro adulto

Si el cachorro no es demasiado frenético, es más probable que el perro mayor lo acepte.

Haga que el cachorro se ejercite mediante un paseo o una sesión de juegos lejos del perro mayor para que no sea demasiado enérgico para éste.

11. Enseña al cachorro algunas órdenes

Para que el cachorro entienda lo que se espera de él, el adiestramiento en obediencia es importante.

Como base, el cachorro debe aprender a sentarse, tumbarse, caminar con la correa suelta, prestarle atención y calmarse cuando se le ordene.

Cuanto más sepa el cachorro, más probable será que los dos perros se lleven bien.

Es importante enseñar al cachorro a controlar sus impulsos.

12. Haga que ambos perros se sienten y recompense y elogie

Siempre que el perro mayor no quiera vigilar los recursos, dale una golosina a cada uno y elógialos. Dale primero la golosina al perro mayor.

13. Atiende primero al perro mayor

Es menos probable que haya un conflicto entre los dos si se reconoce primero al perro mayor.

14. Crear asociaciones positivas con el cachorro

Que haya dos adiestradores. Que alguien sujete al cachorro con una correa y lo pasee cerca del perro mayor.

Deben estar a una distancia mínima de 4 metros para que puedan verse pero no alcanzarse.

Acaricie y dé refuerzos positivos (golosinas, elogios) cuando su perro mayor esté tranquilo.

Acerque al cachorro a medida que el perro mayor pueda manejarlo sin estresarse. Siga dando golosinas de gran valor al perro mayor para que asocie cosas buenas con el cachorro.

A medida que el adiestrador con el cachorro lo aleja del perro mayor, deje de darle golosinas al perro mayor.

Quieres que el perro mayor piense que cuando el cachorro está presente o se acerca aparecen cosas geniales, como pequeños trocitos de pollo o perritos calientes.

Realice actividades de vinculación. Pasee al perro mayor al mismo tiempo (un paseo corto) con el cachorro. Un adiestrador debe pasear al cachorro mientras otro pasea al perro mayor. Pasee sólo por donde no hayan pasado perros no vacunados.

Una vez que el cachorro haya recibido todas las vacunas (alrededor de las 16 semanas de edad), podrá pasear por zonas normales.

15. Redirija a su perro mayor hacia órdenes conocidas

Llámelo, elógielo y recompénselo. Pídale que toque su mano y que le mire cuando se lo indique.

Esto le ayudará a controlarse y a no estar hipercentrado en el cachorro, además de hacerle saber lo que se espera de él.

CONSEJO PROFESIONAL: Suele ser mejor que paseen con arneses bien ajustados que con collar. Un collar apretado puede transmitir al perro mayor el mensaje de que algo va mal, y un collar puede ejercer demasiada presión sobre la tráquea de un cachorro joven.

16. Mantener una rutina

Los perros son animales de costumbres, así que intente mantener las rutinas de su perro adulto que tenía antes de la llegada del cachorro. Una rutina también ayuda al cachorro a saber lo que se espera de él.

17. Atienda a su perro mayor por separado

Es importante que tu perro mayor sepa que sigues queriéndolo y valorándolo.

Sigue jugando con él y paseándolo por separado. Realiza con él otras actividades que solías hacer antes de la llegada del cachorro.

18. Introduce poco a poco objetos de valor como juguetes

Al principio, deben tener zonas de juego separadas con juguetes distintos.

A medida que veas que se llevan bien, introduce juguetes que a tu perro mayor no le interesen demasiado y que sean seguros para el cachorro, o introduce juguetes nuevos siempre que el perro mayor no los vigile.

Haz que un adiestrador juegue con el cachorro y otro con el perro adulto.

Lo que NO hay que hacer

Hay algunas cosas que no debes hacer al intentar integrar al cachorro en tu hogar. No querrás perjudicar sus interacciones o predisponerlo involuntariamente al fracaso.

No los fuerces a estar juntos

Es importante no forzar al cachorro y al perro mayor a estar cara a cara o en el espacio del otro.

La paciencia y el tiempo son importantes para que el perro mayor acepte al cachorro.

No reprimas el gruñido del perro mayor

Algunas cosas que hace el perro mayor para corregir al cachorro son normales. Un gruñido y un chasquido de aire para decirle al cachorro que ha cruzado los límites son normales.

Sin embargo, si tu perro mayor parece realmente agresivo con el cachorro, busca ayuda profesional.

No dejes que estén juntos hasta que se haya resuelto cualquier problema.

¿Cuánto tardan en llevarse bien un cachorro y un perro mayor?

No existe una fórmula fija sobre el tiempo que tardará su perro en llevarse bien con un cachorro.

Depende de los dos caninos.

Algunos perros adultos aceptan a un cachorro con bastante rapidez, ya que pueden haber estado expuestos a ellos con éxito en el pasado.

Mientras que incluso algunos perros mayores a los que les gustan los cachorros pueden tardar más tiempo cuando el cachorro va a vivir con ellos en su casa.

Algunos perros adultos nunca aceptarán a un cachorro por muy bien que se les presente y se maneje la situación.

Después de obtener ayuda profesional para evaluar la situación, a veces es mejor para ambos perros realojar al cachorro.

Algunos perros senior pueden tener problemas de visión, artritis u otros problemas y un cachorro puede ser demasiado para ellos.

¿Es normal que mi perro mayor muerda el cuello de mi cachorro?

Observamos este comportamiento con bastante frecuencia entre nuestros nuevos cachorros y perros mayores. Por lo general, va y viene con el perro mayor mordiendo cuellos y luego se invierte con el cachorro mordiendo en el cuello.

Afortunadamente para nosotros, nuestros perros mayores son muy pacientes con nuestros cachorros más jóvenes.

A nuestros perros mayores les gusta jugar con los cachorros a un juego que llamamos «cara de mordisco». Básicamente, agarrarles las mejillas, el cuello, el pelo, la cara, enseñarles los dientes mientras hacen un ruido gruñón. Normalmente es un juego inofensivo, pero a veces puede ir a más.

En nuestra casa, cuando el juego se intensifica, nuestros perros mayores a veces gritan y otras veces corrigen al cachorro con un mordisco.

Sin embargo, vigila siempre de cerca a tu cachorro y a los perros mayores cuando practiquen juegos bruscos, como el de la cara mordida, para asegurarte de que estás presente en caso de que tengas que regular el juego.

¿Cómo puedo evitar que mi cachorro muerda a mi otro perro?

He aquí algunas cosas que hacemos para controlar a nuestros cachorros y evitar que muerdan a nuestros perros mayores:

Siempre consideré a mis dos primeros perros, Stetson y Linus, los mejores educadores de cachorros de la casa, ya que enseñaban a los más pequeños las normas de la casa. Aullaban en los momentos adecuados y a veces corregían a los cachorros con un rápido mordisco en el trasero.

Ahora que tenemos dos perros más tranquilos (Raven y Elsa) a menudo tengo que intervenir utilizando algunos de los métodos mencionados anteriormente.

Conclusión

A menudo, un perro mayor puede convivir bien con un cachorro nuevo.

Incluso pueden llegar a ser mejores amigos.

Pero se necesitará mucho tiempo, paciencia y gestión para que tengan éxito.

¿Y tú? ¿Has traído un cachorro a casa a tu perro mayor? ¿Cómo te ha ido?

Cuéntenos sus experiencias en la sección de comentarios.

Guardar en Pinterest

ACTUALIZACIÓN Este artículo se publicó originalmente el 29 de mayo de 2021. Actualizamos periódicamente los artículos del blog con nuevas experiencias e información para mantenerlos lo más actualizados posible.

Cuando un nuevo cachorro se une a la familia, parece que todo gira en torno a él durante un tiempo. Se producen muchos cambios importantes. Muchos (como el aliento de cachorro) son maravillosos y otros (como la dentición) son fases que le encantará superar.

Pero, ¿cómo se siente su perro mayor ante la situación? He aquí algunas formas de garantizar una transición pacífica hacia un hogar con varios perros y de evitar que su perro mayor establecido se sienta celoso o herido.

1. Presente al perro y al cachorro en el exterior, en un terreno neutral. Los parques u otros espacios públicos son excelentes opciones para presentar a nuevos perros. El primer encuentro no debe tener lugar en lo que su perro mayor considera su territorio personal, lo que incluiría la casa, el patio y, probablemente, el vecindario por el que pasea a diario.

2. Presta mucha atención individual al perro mayor, sin que Junior se le arrastre. Pon al nuevo cachorro en su jaula o corral durante un tiempo. El cachorro estará bien, y es bueno que aprenda que a veces estará en la jaula mientras el otro perro está suelto. Necesita aprender que no todo gira en torno a él, ¡y se olvidará de todo en cuanto sea su turno de atención!

3. No dejes solos a tu perro adulto y al cachorro. Por muy cariñoso que parezca el perro mayor, todo el mundo tiene sus límites. Si el cachorro se pone demasiado pesado, como sólo los cachorros pueden ser, el perro mayor puede hacerle daño sin querer. Las puertas para bebés son una herramienta estupenda para que tus perros sigan interactuando cuando no estás en la habitación.

4. Vigile los juguetes y las golosinas. Si observas que el cachorro sólo quiere los juguetes del perro grande o viceversa, puedes separarlos durante el tiempo de masticación para ayudar a evitar que se guarden los recursos.

5. Entrene a cada perro por separado. Cuando trabaje con el cachorro, llévelo a un lugar en el que el perro mayor no le vea recibiendo todas esas golosinas. Puede poner al perro mayor en su jaula con una golosina especial reservada sólo para este escenario. Este es un buen momento para juguetes de enriquecimiento de peluche o un palo de intimidación para mantener a su perro mayor feliz y distraído.

Recuerda que los cachorros no lo son durante mucho tiempo. Tu perro mayor ha sido tu mejor amigo durante mucho tiempo, y es importante que sepa que siempre pensarás que es especial.

Si desea más consejos sobre la cría de cachorros y ayuda para su adiestramiento, inscríbase en una de nuestras próximas clases de Puppy Kindergarten.

Casi todos los dueños de mascotas estarán de acuerdo en que los perros experimentan una serie de emociones positivas y negativas. Por eso, a pesar de ser el primero de este tipo, no sorprendió que un estudio publicado en 2014 por la Universidad de California en San Diego afirmara que los perros podían sentir y expresar celos.

Treinta y seis perros participaron en el estudio, y las grabaciones mostraban comportamientos específicos que los expertos en perros y los propietarios describen como comportamiento celoso.

Durante el experimento, los responsables del estudio pidieron a los dueños que ignoraran a sus perros y prestaran atención a tres objetos, de uno en uno, como si estuvieran interactuando con otro perro.

Los objetos eran un libro musical, una calabaza de plástico con la cara de una calabaza y un perro de juguete que podía moverse y hacer ruido. El resultado fue una serie de respuestas que un perro celoso puede mostrar cuando se da cuenta de que otro perro recibe más atención de su dueño.

¿Qué se puede esperar al presentar un perro nuevo a un perro celoso y cuál es la mejor manera de hacerlo? En primer lugar, asegúrate de que entiendes lo que está en juego.

Índice

Preocupaciones físicas y emocionales

A diferencia de los celos que sienten los humanos, los investigadores proponen que los celos en los perros pueden tener raíces primarias más profundas, como el triángulo de hermanos que compiten entre sí por el acceso a los recursos o la aprobación de los padres.

Aunque los perros pueden ser muy tolerantes, puede llevar tiempo detener por completo todos los comportamientos celosos, por lo que la paciencia es esencial para una transición sin problemas.

Por lo general, los perros que sufren trastornos emocionales emiten estas señales claras:

Recuerde que los perros son animales de manada, lo que significa que lo más natural para ellos es proteger y defender su vínculo con usted. Si un perro muestra estas acciones, sabrá que percibe al recién llegado como una amenaza y que ha recurrido a la lógica primitiva.

Temperamentos y tamaños de las razas

El estudio abarcó una amplia gama de razas de perros, desde perros salchicha y caniches malteses hasta Shelties y Malinois. Conocer el temperamento de su perro va a ser primordial para introducir nuevos perros y otros animales, así que, si es posible, empiece a socializar a su perro pronto.

Puede que su perro sea más pequeño y se ponga celoso cuando se siente amenazado por perros más grandes que se adentran en su territorio, o puede que sea más grande y se ponga ansioso o nervioso cuando otro perro más pequeño (y más excitable) le pisa los talones.

¿Qué comportamientos has observado? ¿Cómo sueles responder cuando actúan con celos?

Intente darse cuenta de cómo interactúa su perro con los demás cuando no le está prestando atención. Por ejemplo, cuando sale a pasear por el vecindario, ¿su perro se muestra vacilante o a la defensiva cuando se acerca otro perro? ¿Lo acepta mejor si el otro perro es de su mismo tamaño?

Qué esperar

Los perros no tienen filtros en sus emociones. Cuando te quieren, lo hacen con abandono y alegría incondicionales. Y cuando creen que te están protegiendo, serán igual de diligentes.

Es posible que sus pensamientos sobre cómo evolucionará la interacción mantengan su mente ocupada. Esto se debe a que su forma de actuar durante la situación es esencial para que su perro celoso perciba cómo deben ser las interacciones con un perro nuevo. Asegúrese de mostrarse tranquilo y paciente, dando las órdenes con un tono de voz claro y firme.

No se desilusione si su perro no responde como aquellos en las redes sociales que crecieron alrededor de pollitos bebés. Su perro tiene límites naturales saludables que no tienen nada que ver con su angustia emocional o celos, y el nuevo perro necesita aprender a navegar por ellos.

Establecer el terreno de juego

Mantener separados sus juguetes, comederos y zonas de descanso es otra idea inteligente para reducir al mínimo los celos hasta que los perros se sientan más cómodos el uno con el otro.

Recuerde que, a medida que se vayan conociendo, su primer perro establecerá las normas de la casa que el nuevo deberá seguir en función de cómo lo haya adiestrado. Es similar a tener un hijo mayor y que éste espere que sus hermanos pequeños obedezcan las normas.

Plan de acción

Cuando presentes un perro nuevo a otro celoso, dales mucho espacio para que se saluden, como un salón espacioso o una cocina abierta. De este modo, es menos probable que ninguno de los dos perros se sienta acorralado o atrapado.

Póngale la correa al perro celoso y manténgalo a su lado mientras el nuevo perro husmea. Al principio, es mejor que las interacciones sean breves si su primer perro ya es propenso a mostrar un comportamiento celoso.

Elogie al perro celoso por estar tranquilo y tener un comportamiento no agresivo, pero dé golosinas a ambos perros. Ofrezca más golosinas por un mejor comportamiento. Permita un pequeño descanso y vuelva a hacerlo.

Así es. Tienes que hacerlo todo de nuevo porque tienes la responsabilidad de adiestrar a tus perros para que se lleven bien. Puede que te lleve varias rachas cortas, pero los perros empezarán a correlacionar el estar juntos con ser recompensados.

Recapitulando, estos son los pasos que hay que seguir cuando se presenta un perro nuevo a un perro celoso:

Sé creativo. Jugar a juegos como éste y aprender trucos juntos es una forma estupenda de estrechar lazos entre tus perros. También puedes encontrar más inspiración en nuestro canal de YouTube.

Reflexiones finales

Ahora que ha leído esta guía, ya conoce las preocupaciones, las expectativas y el plan de juego para presentar un perro nuevo a un perro celoso.

Tu mentalidad y la constancia en su adiestramiento son parte integrante del proceso, y ser realista acerca de que tus perros tienen límites y posibles desencadenantes emocionales.

Una de las mejores cosas que puedes hacer para ayudar a todos los perros y dueños de mascotas es compartir lo que has aprendido, así que comparte esta guía con amigos que tengan mascotas que muestren comportamientos celosos.

«Al principio, en las asociaciones entre personas y perros, los perros no se encerraban solos en las casas», señala la jefa de la Clínica de Comportamiento Animal de Tufts, Stephanie Borns-Weil, DVM. «Podían ir con la gente a todas partes. Ellos y sus compañeros humanos estaban siempre juntos». Incluso hace menos de 100 años, muchos perros de compañía no se sentaban en casa hasta que los paseaban una o dos veces al día, sino que eranHoy en día, las oportunidades de socialización de los perros son muy escasas en muchos casos, por lo que la decisión de traer a casa un segundo perro suele ser una elección entre no tener compañía durante la mayor parte del día o tenerla constantemente.

Y «como los perros son criaturas muy sociables», dice la Dra. Borns-Weil, en la mayoría de los casos, «tener otro perro es lo correcto. Los perros aislados no son felices» Incluso si está en casa con su perro la mayor parte del día, un segundo perro en la familia podría ser perfectamente la elección correcta.

«Creo que los perros en general son más felices con otros perros», postula el doctor. «Es duro para las criaturas sociales no vivir con los miembros de su misma especie». De hecho, no sería divertido vivir con perros muy cariñosos pero sin tener a otras personas cerca.

Pero, ¿cómo elegir? y ¿en qué casos no sería buena idea traer un segundo perro a casa?

Elegir precipitadamente un segundo perro puede provocar choques de personalidad

«Siempre he tenido perros en parejas», dice la Dra. Borns-Weil. Sin embargo, algunas de esas parejas funcionaban mejor juntas que otras. Por ejemplo, en una época estaban Lucky, el macho mezcla de sabueso, y Patches, la hembra terrier tibetano. Y se llevaban de maravilla. Compartían juguetes, jugaban y ladraban juntos, y se tumbaban uno al lado del otro en una colchoneta comiendo Greenies. Lucky se apoyaba mucho en Patches durante los paseos. Tenía miedo delPatches se sentía muy solo tras la muerte de Lucky», dice la Dra. Borns-Weil, «así que me traje a casa a Dobby», una mezcla de rat terrier, «pero Patches nunca se llevó bien con Dobby».

«Se quedaban juntos en la cama, se apoyaban mutuamente. Pero cuando Patches murió y traje a casa a Koshi , durante las últimas tres semanas Dobby no se separó de su lado.

Una de las razones, dice la Dra. Borns-Weil, es que a menudo «se adquiere un segundo perro porque alguien necesita encontrar un lugar para un perro, y rápidamente se encuentra una manera de hacer que funcione» para el perro que ya se tiene. Eso es lo que sucedió con el Doberman Koshi. «Koshi era originalmente el perro de mi cuñada», dice la doctora. Mientras tanto, «mi suegra había adoptado un perro de rescate que no era…».Se estaba volviendo cada vez más agresiva con la gente, y a mi suegra le resultaba difícil desensibilizarla en el entorno urbano, donde no podía controlar el contacto con la gente. Así que esa perra se fue a vivir con mi cuñada a la zona rural de Pensilvania. Y Koshi, que tenía dificultades para recibir todos los mimos que quería en casa de mi cuñada, se fue a vivir con mi cuñada.En ese caso, todo salió muy bien, pero no siempre es así, aunque no se trate de una situación de emergencia.

Tenga en cuenta que mucha gente lleva a su perro al refugio para buscar un segundo, con la esperanza de que llevar consigo a la primera mascota permitirá conocer la opinión de ese perro y, en última instancia, encontrar una mejor pareja. Pero es una forma de cita rápida, dice la Dra. Borns-Weil. Es difícil saber en una, o incluso en dos o tres visitas al refugio, si dos perros se llevarán bien juntos a largo plazo.

Cuando quise comprarle un perro a Patches», explica la Dra. Borns-Weil, «fuimos a la protectora e hice una pequeña lista de perros que me gustaban y que le gustaban a ella. Elegimos a Dobby y resultó que, cuando los llevé a casa, no era la mejor pareja. Patches nunca habría hecho la pregunta si ella y Dobby hubieran tenido más citas».

«Un perro puede disfrutar inicialmente de otro perro», dice. Pero los dos perros pueden no mostrar toda su gama de comportamientos en esa situación, y tienen que tomar una decisión rápida basada en las impresiones iniciales. Estamos superponiendo nuestro mejor juicio sobre eso para crear lo que es esencialmente un matrimonio concertado que puede o no funcionar de la mejor manera».

La Dra. Borns-Weil no se arrepiente de haber traído a Dobby a casa, y tampoco cree que Patches se arrepintiera: «Eran co-perros, y les fue bien», dice. A Patches no la dejaban sola en casa todo el día, y a Dobby le dieron un hogar para siempre. Dobby simplemente no fue capaz de superar el carácter independiente de Patches.

Dadas las incógnitas que plantea juntar a dos perros para siempre después de uno o dos breves encuentros, ¿hay algo que la gente pueda hacer para aumentar las posibilidades de que las dos mascotas al menos se sientan bien la una con la otra, haciendo que la adición de un segundo perro sea una ganancia neta en lugar de una pérdida neta para el perro número uno? Por supuesto.

Una cosa que hay que tener en cuenta es que dos perros que viven en la misma casa casi siempre se llevan bien; su naturaleza social no les permite actuar de otra manera. En segundo lugar, no todo es cuestión de química. Hay algunas reglas básicas que se pueden aplicar.

Lo que sabemos sobre un segundo perro

Aunque al traer a casa un segundo perro puede estar razonablemente seguro de que su primer perro mejorará con la compañía, pero nunca seguro de lo bien que va a funcionar, si sigue estas tres reglas aumentará sus posibilidades de conseguir un mejor emparejamiento.

1. En términos generales, no dispares a mujeres. No es que dos perras hembras nunca se lleven bien. De hecho, no es habitual que dos perros de cualquier sexo se peleen si viven en el mismo hogar. Pero dos estudios diferentes han demostrado que los perros de pelea son más propensos a ser ambos hembras. Los conjuntos de sexo mixto o macho más macho esterilizados tienen más probabilidades de funcionar, afirma la Dra. Borns-Weil.

2. La similitud de actividad es más importante que la similitud de raza. «La similitud de razas ayuda en la medida en que hay comportamientos más comunes en algunas razas que en otras», afirma la Dra. Borns-Weil, por lo que es probable que dos perros se «entiendan». Pero al emparejar perros, la «raza» sólo es importante como marcador de los niveles de actividad y las inclinaciones. «Ayuda tener perros con capacidades de ejercicio similares y a los que les guste hacer cosas parecidas», señala. Un perro que es algode una babosa y un perro al que le gusta mucha actividad pueden tener algunas dificultades para encontrar un terreno común.

Tener un perro al que le gusta retozar por el bosque durante una hora o más y otro al que simplemente le gusta jugar a buscar la pelota durante 10 minutos y luego sólo quiere olisquear unos arbustos antes de volver a casa significa que va a tener algunas dificultades para satisfacer los instintos de los dos perros.Ambos. Hace que atender las necesidades de tus dos perros requiera más tiempo.

3. Una edad similar no importa tanto como un estado de salud similar. Mucha gente supone que es importante que el segundo perro tenga más o menos la misma edad que el primero. O, por el contrario, se preguntan si traer un cachorro o un perro bastante joven a casa revitalizará a un perro mayor. Pero en lugar de basar la elección de un segundo perro en la edad, la Dra. Borns-Weil sugiere basarla más en lo que tu primer perro es capaz de hacer. Por ejemplo, dice, «un perro mayor puede conseguirNo se puede convertir a una mascota dolorida por la artritis en un perro joven y juguetón sólo porque el nuevo perro que se incorpora a la casa tenga energía para quemar.

«Una vez tuve un perro, Otis May, con una displasia de cadera grave», cuenta la Dra. Borns-Weil. «Esto fue antes de los tiempos de las prótesis totales de cadera. Cuando murió su compañero canino, le conseguí un compañero pequeñito porque no toleraba la rudeza».

Cómo hacer que sus perros se lleven bien

Hay muchas cosas que influyen en la forma de introducir un nuevo perro en el hogar y que influirán en la manera en que el primer perro se adapte a su nuevo «hermano», dice la Dra. Borns-Weil. «A menudo», comenta, «todo el mundo está muy emocionado con el nuevo perro y quiere darle toda esta atención extra», y la nueva mascota necesita ser tratada con amabilidad para que se aclimate al hogar, «pero el perro viejo puedese sienten un poco relegados, y eso puede tensar la relación entre ambos», señala el médico.

La forma de evitarlo es la siguiente: cuando traiga al nuevo perro, dé prioridad en todo a su primer perro: «Hágales saber que son su perro número uno», dice la Dra. Borns-Weil. Deben ser los primeros en recibir comida, caricias, golosinas, etc. También ayuda tener una buena estructura de normas para ambos perros, de forma que todo el mundo tenga claro qué ocurre cuándo y bajo qué condiciones.El programa de orden-respuesta-recompensa, en el que los perros deben obedecer una orden sencilla como «siéntate» antes de recibir recursos valiosos, es una forma excelente de obtener la estructura necesaria.

Con el tiempo, dice, los perros decidirán por sí mismos qué es lo que realmente les importa a cada uno. Determinarán entre ellos quién tiene acceso prioritario a qué recursos. Para el perro que llegó primero, la comida puede ser lo más importante, por lo que su cuenco debe llenarse siempre primero. Pero para el perro más nuevo, puede resultar más importante que le acaricien el hocico…No pasa nada. Aprenderás observando, a lo largo de los meses e incluso durante el primer o segundo año, qué es lo que más le importa a cada uno.

Así es como los perros determinan la dominancia, por cierto. La dominancia para ellos no se trata de una jerarquía fija sino, más bien, es un fenómeno cambiante ligado a qué recursos valorados tienen más significado en cada situación. Es decir, los perros hacen las paces cediendo cuando algo es realmente importante para el otro, no eligiendo quién es el perro superior en todas las situaciones. Son mucho mejores diplomáticos que nosotros, nuncahaciendo un asalto al por mayor por el estatus.

¿Cuánto tarda un perro en acostumbrarse a un nuevo cachorro?

Un perro viejo y uno nuevo pueden tardar hasta un mes en asentarse y aceptar mutuamente su posición en la manada. Si quieres un segundo perro, tienes que estar dispuesto a comprometerte con este proceso y no dejarte llevar por el pánico.

¿Los perros se ponen celosos cuando traes un cachorro a casa?

Introducción de una nueva mascota Llevar a casa un nuevo cachorro u otro perro adulto puede desencadenar celos en su perro, que puede mostrar signos de agresividad hacia la nueva incorporación. Su perro puede gruñir al nuevo perro, vigilar su regazo o intentar interponerse entre usted y el nuevo miembro peludo de la familia.

¿Debería dejar que mi perro mayor le pegue a mi cachorro?

No reprima el gruñido del perro mayor Un gruñido y un chasquido de aire para decirle al cachorro que ha traspasado los límites son normales. Sin embargo, si su perro mayor parece realmente agresivo con el cachorro, busque ayuda profesional y no deje que estén juntos hasta que se haya resuelto cualquier problema.

¿Qué hacer cuando a su perro mayor no le gusta el nuevo cachorro?

Dé al cachorro sus propios juguetes Ayudará a que el dúo canino se lleve bien si cada uno tiene sus propias cosas. Presente al cachorro sus propios juguetes para que juegue con ellos y elógielo cuando los elija. Si el cachorro coge los juguetes del mayor, diga un «No» breve y firme, distráigalo y retírele el juguete, devolviéndoselo al mayor.

¿Qué es la regla de los 3 perros?

Tanto si rescata a un perro mayor como a un cachorro, muchos perros tienden a seguir la regla del 3-3-3 cuando se aclimatan: 3 días sintiéndose abrumados y nerviosos. 3 semanas de adaptación. 3 meses de creación de confianza y vinculación con usted.

¿Qué es el síndrome del segundo perro?

En el mundo de los perros, existe una expresión llamada «síndrome del segundo perro», que describe bastante bien el proceso de añadir otro perro al hogar, pero no necesariamente de forma positiva. Como humanos, estamos obligados a olvidar todo el tiempo y el esfuerzo que lleva criar bien a un cachorro.

¿Mi perro se sentirá traicionado si consigo otro perro?

Por ejemplo, si tienes una nueva mascota y empiezas a prestarle más atención que a tu perro, éste no se sentirá traicionado en el sentido estricto de la palabra, pero puede mostrar signos de angustia y decepción porque de repente se le trata de forma diferente o se le priva de algo que estaba acostumbrado a recibir.

¿Me odia mi perro por tener un cachorro nuevo?

Tu perro está acostumbrado a ser tu compañero, y si hay otros perros que te están alejando, va a actuar molesto, celoso e incluso enfadado. Este nuevo cachorro también está en su territorio, y puede sentir que su vida está en peligro. Este comportamiento es perfectamente normal.

¿Le gustará mi cachorro a mi perro mayor?

Por lo general, los perros adultos aceptan a un nuevo perro más joven. Pero para añadir con éxito un segundo perro a su familia, debe tomarse el tiempo necesario y seguir los pasos adecuados para presentar un cachorro a un perro adulto. Algunos perros mayores harán que unirse a su manada sea difícil para el novato.

¿Es buena idea tener un segundo perro?

Tener un segundo perro puede hacer que el primero se sienta desplazado e inseguro. Aunque la mayoría de los perros se llevarán bien con su nuevo hermano, es posible que al primero no le haga gracia tener que compartir sus juguetes, espacio, territorio o incluso el afecto de su dueño.

¿Qué ocurre cuando un perro nuevo se lleva a casa a otro perro?

Si introduce un perro nuevo en su casa antes de que haya sido presentado a su(s) perro(s) actual(es), podría producirse un comportamiento territorial que derivara en agresividad. Lleve a los perros atados al principio, pero intente mantener una correa suelta para reducir la tensión. Deje que la interacción entre los perros progrese a su propio ritmo.

Cómo presentar un cachorro a un perro en residencia – Cómo hacerlo correctamente – cachorro
Carlos
Revisión por expertos
Pregunta
¡Hola a todos! Me llamo Carlos y soy experto en perros y razas caninas. Siempre he sentido amor por los perros y he pasado muchos años estudiando y trabajando con ellos.
Recibí mi título en [Ciencia Animal/Medicina Veterinaria/etc.] de [Nombre de la Universidad] y desde entonces he trabajado en varios roles con perros, incluyendo como [veterinario/entrenador de perros/criador/etc.].
Tengo un amplio conocimiento de las diferentes razas de perros y sus características, temperamentos y necesidades únicas. He trabajado con una gran variedad de razas, desde pequeñas razas de juguete hasta grandes razas de trabajo, y tengo un profundo conocimiento de sus necesidades específicas y de cómo cuidarlas.
En mi trabajo con perros, también he desarrollado una fuerte comprensión del comportamiento canino y cómo entrenar y comunicarse con ellos de manera efectiva. Me apasiona ayudar a los propietarios de perros a crear fuertes vínculos con sus mascotas y proporcionarles los mejores cuidados posibles.
Me entusiasma compartir mis conocimientos y experiencia con los demás a través de mis escritos y espero ayudar a otros a aprender más sobre sus queridos compañeros caninos y a cuidarlos mejor.

Deja una respuesta