Cómo hacer que un cachorro beba agua – cachorro

Cómo hacer que un cachorro beba agua – cachorro

Mi perro no bebe agua pero come

Contents hide

Si su perro se niega a beber agua pero sigue comiendo bien, puede añadir agua a cualquier croqueta o cambiar directamente a comida húmeda, comida casera o incluso una dieta cruda, y también puede añadir golosinas húmedas, helados para perros o frutas deliciosas a la dieta de su perro.

El mejor enfoque dependerá de los hábitos alimentarios actuales de su perro.

Si está alimentando con croquetas (que personalmente no recomendaría en la mayoría de los casos), lo mejor será añadir agua y dejarlas en remojo un par de minutos.

El alimento seco carece de humedad, así que asegúrese de añadir agua si su perro no bebe a lo largo del día.

Con una dieta casera, usted controla totalmente el contenido de humedad.

La comida húmeda o incluso una dieta cruda (hasta un 80% de humedad) cubrirán la mayor parte de la ingesta de agua de su perro.

Sin embargo, si su perro no bebe nada aparte de las comidas, es posible que tenga que añadir agua durante las comidas o en forma de golosinas.

Añadir agua a su dieta cruda, ya de por sí rica en agua, es el método principal con el que consigo que mi perro beba más agua.

No importa tanto si su perro está comiendo o no; la falta de líquidos es un problema inmediato.

La falta de alimentos o electrolitos también es grave, pero secundaria y no suele ser tan inmediata.

Aunque parezca mentira, los lobos grises a veces pasaban varios días sin comer.

Por eso, algunos defensores de la dieta cruda opinan que hay que incluir días sin comida en el horario del perro, pero el agua sigue siendo esencial.

Ahora bien, en nuestro caso, esto sólo funciona porque ella es alimentada crudamente.

Hoy en día, incluso podemos echar un par de golosinas en el cuenco de agua y se lo beberá todo por el sabor, pero no siempre ha sido así.

Justo después de recibirla del criador, le dábamos croquetas que ella simplemente sacaba del agua con la lengua.

Si ese es tu perro y añadir agua no funciona, añadir un sabor más sabroso al agua podría ayudar.

Si tu perro se niega en redondo a beber agua, considera la posibilidad de acudir al veterinario.

A veces, cosas como la diabetes o la insuficiencia renal pueden hacer que su perro evite el agua.

Una infección urinaria o de la vejiga también puede provocar una disminución de la sed, pero normalmente no debería eliminarla por completo.

En definitiva, si has notado que tu perro no quiere beber pero come con gusto, no debería resultarte difícil conseguir que beba un poco más de agua.

14 trucos para que tu perro beba agua

Los mejores trucos para conseguir que mi perro beba más agua son alimentarlo con frutas con alto contenido en agua, preparar golosinas caseras húmedas o helados, añadir golosinas de gran valor al cuenco de agua y cambiar a una dieta cruda que cubra la mayor parte de las necesidades de agua.

A continuación he recopilado una lista de consejos y trucos que harán que tu perro beba más agua.

Aunque los he probado todos y unos funcionan mejor que otros, tu situación puede ser totalmente diferente.

Sólo lanzar todas estas ideas en la habitación. Usted puede recoger los trucos de beber que se adapten a su propio perro.

El ensayo y error por el que pasamos para hidratar a nuestros caninos, ¿me equivoco?

1. Dale a tu perro comida húmeda. La comida húmeda enlatada, a diferencia de las croquetas secas para perros, tiene un contenido de agua mucho mayor.

2. Aromatiza el agua de tu perro con un poco de caldo o leche sin lactosa (nosotros utilizamos mejillón de labio verde en polvo como suplemento, que además tiene un olor tentador).

3. Dale a tu perro golosinas caseras congeladas o helado.

4. Alimente a su perro con frutas y verduras ricas en agua, como la sandía, el pepino y las fresas.

5. Añade mucha agua a las croquetas de tu perro.

6. Prepara un sabroso «batido para perros» con una pequeña cantidad de yogur y frutas como plátanos y arándanos.

7. Mantenga un bebedero de cerámica limpio (el acero inoxidable puede irritar la barbilla del perro) constantemente lleno de agua fresca y limpia las 24 horas del día.

8. Prueba a ofrecer agua con las manos ahuecadas: el hecho de ofrecerla puede aumentar su valor.

9. Asegúrate de que el bebedero de tu perro es más grande que el comedero.

10. Congele una mezcla de agua y caldo o mantequilla de cacahuete en un kong como sabrosa golosina para rehidratar a su perro.

11. Evite los alimentos humanos con alto contenido en sal, o cualquier otra cosa con alto contenido en sal (aunque es integral, en realidad puede acelerar la deshidratación en determinadas condiciones).

12. Añada golosinas o queso al cuenco de agua. Su perro se verá obligado a tragar un poco de agua cuando busque la golosina.

13. Las dietas crudas tienen un mayor contenido de humedad y proporcionarán a su perro una cantidad significativamente mayor de líquidos durante las comidas regulares.

14. Considere la posibilidad de comprar una fuente de agua. Se trata de un producto para mascotas que anima a su perro a beber más agua mediante el movimiento y el sonido.

Cómo hacer que un perro enfermo beba agua

Puedes conseguir que un perro enfermo beba agua añadiendo agua a su comida o dándole su golosina acuosa favorita, o también puedes alimentarlo con una jeringuilla.

Beber agua es esencial para tu perro, sobre todo si está enfermo.

Sea lo que sea de lo que su perro se esté recuperando o lo que esté atacando al sistema inmunitario, su perro necesita mantenerse hidratado.

Si vas a cambiar a una dieta casera (sobre todo con perros que tienen diarrea), basta con añadir un poco de agua al alimento y repartirlo en varias comidas.

Perro que no bebe agua y está letárgico

Si su perro no bebe agua y se muestra letárgico, debe consultar a su veterinario para descartar razones médicas y, mientras tanto, proporcionarle algo tentador, como un Kong o una fuente de agua (o el grifo).

Si tu perro está realmente enfermo y no responde en absoluto, puede tratarse de una urgencia.

Atraer a su perro para que beba con sus golosinas favoritas o algo que se parezca a un comportamiento juguetón sólo funciona si su perro se siente indispuesto.

Observe el comportamiento de su perro aparte de los hábitos de beber.

¿Su perro sigue comiendo, jugando, haciendo sus necesidades, buscando afecto y durmiendo como de costumbre?

¿Qué ocurre si no puede engañar a su perro para que beba agua?

Es posible que hayas oído la frase de que cuando tienes sed, ya es demasiado tarde porque tu cuerpo funciona con déficit.

En los perros ocurre lo mismo, con la ligera diferencia de que ellos no pueden decirnos cuándo tienen sed (por eso su perro debe tener siempre acceso a agua fresca).

La deshidratación real sería otra etapa después de la sed y viene con una variedad de síntomas a los que hay que prestar atención, especialmente en los meses de verano.

Los signos de deshidratación en los perros incluyen pérdida de elasticidad de la piel, encías azules o secas, mareos, disminución del apetito, jadeo excesivo y, posiblemente, incluso vómitos o diarrea.

Pérdida de elasticidad de la piel: Esto ocurre tanto en humanos como en perros.

Si tiras suavemente de la piel de tu perro y ésta vuelve lentamente a su sitio en lugar de replegarse como debería, tu perro podría estar deshidratado.

Encías azules, secas y pegajosas: Si su perro no es capaz de producir suficiente saliva, sus encías pueden volverse secas y azuladas, acompañadas a menudo de mal aliento.

Mareo o pérdida de coordinación: A medida que la deshidratación empeora, su perro puede sufrir una pérdida de control motor. También puede observar una reducción de la energía y un comportamiento letárgico.

Disminución del apetito: Los perros deshidratados tienden a perder gran parte de su apetito por comer, anulando cualquier contenido de humedad y electrolitos que normalmente se obtienen de los alimentos.

Jadeo excesivo: los perros jadean para regular la temperatura corporal mediante la transpiración, algo así como el equivalente al sudor humano.

El jadeo intenso puede ser un problema grave que puede significar un sobrecalentamiento peligroso o dificultades para regular la temperatura corporal.

Si su perro no deja de jadear tan intensamente poco después de realizar una actividad física, es posible que necesite atención médica.

Vómitos con posible diarrea: Muchas cosas pueden causar esto, pero es un gran síntoma de los perros que sufren de Parvo.

Los vómitos y la diarrea pueden (y a menudo lo hacen) agravarse tanto que acaban muriendo de deshidratación si no se tratan.

¿Cuánto tiempo hay que rehidratar a un perro?

Esto depende de lo deshidratado que esté el perro, de su tamaño y del método de rehidratación del animal.

Supongamos que tiene una raza adulta más grande, como un Rottweiler o un Pastor Alemán, que no ha bebido durante un día y cubramos los posibles tratamientos.

Su perro dispone de una fuente constante de agua fresca.

El perro tiene que estar dispuesto a beber el agua para que esto sirva de algo, y la cantidad de tiempo para la rehidratación puede depender de lo deshidratado que esté el animal, de lo bien que funcionen sus riñones (u otros órganos) y de varias otras cosas.

Cuando un perro bebe agua, el intestino delgado la absorbe y pasa al torrente sanguíneo (en algunos casos, al estómago).

La absorción de agua tiende a ser más rápida con el estómago vacío, pero sigue siendo mucho más lenta que la inyección intravenosa directa.

¿Qué ocurre si se administran líquidos por vía subcutánea?

A veces, los veterinarios inyectan solución salina normal directamente debajo de la piel (Sub-Q) en casos de deshidratación leve.

Los fluidos formarán una especie de «joroba» antes de dispersarse lentamente por los tejidos circundantes.

Los líquidos administrados por vía subcutánea no sirven para tratar la deshidratación grave y a veces se prescriben como tratamiento casero.

La velocidad de absorción depende en parte del grado de deshidratación del animal (pida más información a su veterinario).

«Lo más común es que la fluidoterapia domiciliaria se recomiende para perros con enfermedad renal o enfermedad renal crónica (también conocida como insuficiencia renal crónica).»

¿Qué ocurre cuando se administran líquidos por vía intravenosa?

Piense en un ser humano con un goteo intravenoso de solución salina normal en una habitación de hospital.

La idea es exactamente la misma: se inyecta directamente en el torrente sanguíneo una solución de agua salada con aproximadamente el mismo ph que la sangre.

El objetivo principal es aumentar el volumen circulatorio, y éste es el principal tratamiento para la deshidratación.

A diferencia del tratamiento anterior, esto sería casi imposible de hacer en casa para el propietario medio de un perro (especialmente en las venas constreñidas de un perro deshidratado) y tiene que hacerlo un profesional médico capacitado.

De nuevo, la velocidad de absorción dependerá de lo deshidratado que esté el animal, pero se puede ajustar la velocidad de goteo en la bolsa de su mascota.

Dado que el suero salino es una solución de sodio, ayudará a reponer los electrolitos perdidos al mismo tiempo que ayuda a rehidratar a su perro.

Las razas braquicefálicas con «caras aplastadas» o narices cortas como los Pugs, Bulldogs ingleses y Boxers tienen menos espacio para la anatomía respiratoria superior, mientras que la anatomía en sí no se «encoge» sino que en algunos casos se alarga y adelgaza.

Estos perros tienden a experimentar dificultades respiratorias más a menudo y necesitan precaución con respecto a la actividad física.

¿Cuánto tiempo pueden estar los perros sin beber?

Los perros deben mantenerse hidratados, al igual que los humanos.

El agua es necesaria para mantener la vida y es incluso más vital que los alimentos.

Un perro que no bebe no es una buena señal, y todos los perros deberían beber agua a diario.

Mientras que un perro puede durar más tiempo sin comida, ellos tienen alrededor de tres días sin agua.

Este tiempo disminuiría si hace calor fuera y su perro no puede regular su temperatura corporal.

Al disminuir su volumen circulatorio (el agua es un componente importante de la sangre), sus vasos sanguíneos (venas) comenzarían a contraerse, forzando a la sangre a acercarse a sus órganos internos.

Mientras que los tejidos externos pueden empezar a morir, los órganos internos necesitarán todo el oxígeno posible para sobrevivir.

Esto es muy similar a un golpe de calor.

Su perro necesitará recibir líquidos por vía intravenosa inmediatamente a través de la atención veterinaria de emergencia para aumentar sus posibilidades de supervivencia.

No se puede confiar simplemente en el agua potable en esta etapa y es mejor no llegar a ese punto.

¿Puedo aromatizar el agua de mi perro?

Normalmente, no es necesario aromatizar el agua porque a la mayoría de los perros les gusta el agua que sabe a agua. Un sabor inusual puede significar un problema y es posible que no quieran beberla, pero a veces echar en ella golosinas como carne de verdad o queso sin lactosa ayuda.

Si quieres probar a darle sabor, añade algo que se parezca a una fuente animal.

Puedes añadir una cucharadita (un poco más está bien) de caldo de ternera o de pollo, pero tiene un alto contenido en sodio, así que no añadas demasiado.

Me gusta añadir queso rallado que es algo que a mi perra le encanta y bebería cualquier cantidad por esto.

Piense en los sabores que más le gustan a su perro y añádalos en forma líquida o en polvo.

De esta forma se asegura de que su mascota debe beber para consumir el sabor.

¿Debe mi perro tener acceso al agua en todo momento?

La respuesta a la pregunta de si su perro debe tener siempre acceso al agua es definitivamente sí.

Aunque por lo general no es conveniente que el perro tenga acceso constante a la comida (alimentación libre = falta de control sobre el peso y pérdida de oportunidades de adiestramiento), debe tener acceso constante a agua fresca, limpia y fresca.

Puede que estés intentando adiestrar a tu perro para que vaya al baño y que algunos limiten el agua por la noche, pero es mejor establecer un horario para las escapadas al baño en caso de duda.

Los cachorros pequeños tienen vejigas pequeñas y necesitan ir al baño con frecuencia.

Si no quiere o no puede ofrecer una fuente constante de agua dulce, ofrezca agua a su perro varias veces a lo largo del día y controle la ingesta de agua.

Créeme, he pensado en restringir la ingesta de agua de mi cachorro justo antes de acostarse, pero decidí no hacerlo.

Ir a hacer pipí una vez más o incluso limpiar un accidente siempre es mejor que una visita al veterinario porque tu perro se está deshidratando poco a poco.

Intenta enseñar a tu cachorro a beber por la mañana, al mediodía y por la noche, pero no lo fuerces.

Fija esto:

Todos los dueños de perros saben que un cachorro enfermo necesita beber mucha agua, pero puede ser difícil conseguir que beba.

Cuando los perros enferman, suelen dejar de beber agua, lo que puede provocar deshidratación, que puede ser un problema grave para tu perro.

¿Cómo se hace un perro enfermo ¿Bebe agua? Deberías añadirle saborizantes y cubitos de hielo para hacerla más apetitosa o conseguir electrolitos para perros que los mantengan hidratados. Además, dásela a horas fijas durante el día ¡Bebe!

Lee este artículo para saber más. Por cierto, puedes buscar cosas informativas sobre tu cachorro en nuestro completo Plano Dogológico.

Consejos para hacer beber a un perro enfermo

Si tienes dificultades, aquí tienes algunos consejos para conseguir que tu perro beba más agua y se mantenga hidratado:

1. Ofrezca a su perro un cuenco de agua.

Cuando los perros enferman, deshidratación puede convertirse rápidamente en un problema, ya que estos amigos peludos pueden rechazar la comida y la bebida debido a una enfermedad o al dolor asociado a los vómitos y la diarrea.

Hay quien piensa que dar un plato de sopa fría sería mejor que el simple H2O.

Sin embargo, se recomienda seguir ofreciendo el líquido para evitar posibles complicaciones.

Un ejemplo de ello es la insuficiencia cardiaca, que puede ser consecuencia de cambios bruscos en la dieta durante la enfermedad.

2. Prueba a añadir cubitos de hielo al agua si el perro no parece interesado en beber.

Si tu cachorro no parece interesado en beber, prueba a añadir cubitos de hielo al agua.

Intente convencerle de que beba añadiendo cubitos de hielo que se derretirán en el cuenco, lo que hará que el agua le resulte más apetecible.

Si sigue sin mostrar interés, llama al veterinario lo antes posible.

3. Coloca un poco de comida húmeda encima del cuenco y ponlo cerca de la boca de tu mascota para que pueda comer mientras bebe.

Para alimentar a su perro de forma segura y limpia mientras bebe, coloque un poco de comida húmeda encima del cuenco del agua.

Puedes utilizar alimentos húmedos y blandos, como atún o pollo en lata, y croquetas secas que no se empapen (como una galleta).

Las piezas deben ser lo bastante pequeñas para que no caigan al agua, pero lo bastante grandes para que se pueda acceder a ellas sin problemas.

6. Incorpore el alimento seco de su perro con comida para perros con mucha agua.

Incorporar algunos cambios en su dieta es una forma sencilla de ayudar a prevenir la deshidratación de las mascotas.

Esto es cierto si los cuencos de agua están demasiado altos o son difíciles de alcanzar desde donde los dejas después de darle de comer.

Poner agua en bebederos vacíos junto a los platos de comida normales también hará que beban más de ambas fuentes.

4. Si tu perro parece tener sed, intenta llenar su plato con agua fresca y fría del grifo en lugar de agua templada o caliente.

Dar agua fría a tu perro tiene varias ventajas.

Por ejemplo, puede ayudar a reducir el riesgo de hinchazón y otros problemas digestivos derivados de engullir demasiado líquido caliente de una sola vez. Además, es más refrescante en estos días de verano tan calurosos que el agua helada tradicional.

Para tener una mejor idea de la cantidad de agua que debe beber tu cachorro, lee esta útil guía.

5. Ponga agua del grifo en el bebedero de su perro.

El agua del grifo es mucho mejor para tu perro que la variedad más caliente.

Garantiza que se mantengan frescos, hidratados y felices! El agua es la mejor manera de asegurar una bebida sana de H2O refrescante y fría para nuestros amigos de cuatro patas.

6. Esté atento a los signos que le indiquen que puede necesitar llevar a su mascota al veterinario, como vómitos, diarrea, pérdida de apetito, pérdida de peso, etc.

Todo propietario de un animal de compañía sabe que una mascota sana y feliz es justo lo que necesita cualquier hogar.

Sin embargo, hay algunos signos a los que debes prestar atención si quieres asegurarte de que tu peludo amigo se mantiene lo más ágil posible.

Por ejemplo, si observas vómitos o diarrea, no sólo es importante que le cuides en casa, sino que también es importante que un veterinario profesional revise su estómago y le recete un antibiótico que le ayude a mejorar.

Observar a su perro para detectar señales de enfermedad que le indiquen que puede necesitar llevar a su mascota al veterinario puede ayudarle a evitar problemas mayores. Algunos síntomas comunes son vómitos, diarrea, pérdida de apetito y pérdida de peso. Por lo tanto, es importante no sólo conocer las señales de advertencia, sino también cuándo suelen producirse en función del tipo de animal que tenga.

7. Dales un poco de agua al principio y aumenta gradualmente la cantidad que les ofreces hasta que vuelvan a la cantidad normal que beben al día.

La mejor forma de recuperar a tu cachorro enfermo es reintroducir poco a poco el agua en su dieta. En lugar de darle una cantidad considerable al principio, empieza a comprobar cuánto bebe a lo largo del día.

Lo siguiente que debe hacer es aumentar ese número gradualmente hasta que coincida con lo que ofrece normalmente al día.

8. Anime a su perro a beber agua fresca para frenar la deshidratación.

Dar a un cachorro enfermo, convaleciente o de edad avanzada pequeñas cantidades de agua fresca potable puede ayudarle a mantenerse hidratado y sano. El aumento gradual de la cantidad que bebe hasta que vuelva a la normalidad es muy importante para su recuperación.

9. Acude al veterinario si lo has intentado todo, pero no bebe lo suficiente.

Si el consumo de agua de su cachorro es bajo o no bebe suficiente agua, póngase en contacto con el veterinario o visítelo inmediatamente para evitar que cualquier enfermedad empeore.

Importancia del agua potable para un perro enfermo

Entonces, ¿por qué es fundamental que su mascota beba agua cuando está enferma?

Los caninos son como las personas en el sentido de que necesitan líquidos cuando enferman o tienen diarrea. Necesitan agua principalmente por las siguientes razones:

El agua elimina las toxinas

El agua ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo y alivia las molestias provocadas por los vómitos o el estreñimiento que suelen sufrir los perros después de comer algo en mal estado mientras buscan restos de comida en las aceras.

El agua repone los líquidos corporales

Es importante que tu perro beba agua cuando está enfermo porque su cuerpo necesita líquidos. Cuando un perro enferma, es importante mantenerlo hidratado con mucha agua.

Esto ayudará a limpiar su sistema y aliviar sus síntomas.

El agua es necesaria para sobrevivir

Los perros no pueden sobrevivir sin beber, así que asegúrate de proporcionarles un cuenco con agua fresca y anímales a beber sorbos frecuentes a lo largo del día.

Si tu cachorro se niega a comer o beber por sí solo, puede que haya llegado el momento de que intervenga algún veterinario.

Preguntas frecuentes

Estas son algunas de las preguntas más frecuentes sobre cómo hacer beber a un perro enfermo:

¿Qué puedo darle a mi perro para la deshidratación?

Su mejor apuesta para la prevención es siempre beber mucho líquido, pero si su perro enfermo parece deshidratado, hay algunas cosas que puede hacer.

Ofrécele agua o alimentos ricos en electrolitos, como zumos de frutas, puré de calabaza en lata (sin azúcar añadido), rodajas de pepino mojadas en caldo de pollo… Si tampoco bebe estos líquidos, ¡llama enseguida al veterinario!

Además, es importante que se mantengan frescos, ya que los perros no sudan como los humanos, así que asegúrate de que su entorno no sea demasiado cálido. Anima a tu perro a beber agua pase lo que pase.

Y, por último, evite los ejercicios extenuantes, que sólo agravarán cualquier problema de deshidratación.

Reflexiones finales

Cuando se trata de su perro, la salud es lo más importante, igual que para los humanos.

Si notas que tu cachorro no bebe ni come tanto como de costumbre, prueba estos consejos y trucos para que vuelva a hidratarse.

Ahora ya sabe cómo conseguir que su perro enfermo beba agua. Recuerde que muchas mascotas son quisquillosas con la comida cuando no se sienten bien, así que siga probando los consejos anteriores hasta que encuentre algo que le funcione.

«Puedes llevar un caballo al agua, pero no puedes hacerle beber», reza el clásico refrán, y parece que en ocasiones ocurre lo mismo con los perros.

Sabes que tu mascota necesita agua para hidratarse, pero te frustra que no beba el agua que le ofreces ¿Te suena familiar? ¡No desesperes!

Existen varios trucos que le ayudarán a asegurarse de que su amigo de cuatro patas recibe los líquidos que necesita para estar sano.

Siga leyendo para obtener varias ideas sobre cómo conseguir que hasta el cachorro más quisquilloso beba suficiente agua.

Índice

Todos los perros requiere una cantidad básica de agua al día para estar sanos. Aunque es frustrante cuando no beben, dales un poco de tiempo y paciencia Existen trucos para conseguir que un perro poco colaborador beba aunque no quiera.

Salvo en determinadas condiciones médicas, tu cachorro debería beber agua suficiente para restablecer su sistema y sentirse cómodo. Esto te dará tranquilidad, además de mantenerlo feliz y sano. Entonces, ¡podrás pasar a la siguiente aventura!

Cuando tu cachorro está obsesionado con beber agua, puede ser preocupante, sobre todo si parece que bebe más de lo que su barriga puede aguantar. Hay algunos problemas médicos que pueden hacer que un cachorro beba en exceso y es importante descartarlos.

También tenemos un post sobre qué hacer cuando los perros se asustan cuando te metes en el agua así que si eso es más relevante para tu situación, puedes leerlo aquí.

Que un cachorro beba demasiada agua puede deberse a una problemas de comportamiento, ansiedad o problemas médicos Los problemas médicos pueden incluir Diabetes, enfermedad renal, enfermedad de Cushing Si su cachorro bebe demasiada agua, debe acudir a un veterinario para que lo revise.

La mayoría de los cachorros autorregulan la cantidad de agua que necesitan consumir. Si superan lo que se considera una cantidad normal, es por algo.

Cómo hacer que un cachorro beba agua – cachorro

Puede haber varias razones por las que tu cachorro no deje de beber agua y se dividen en dos categorías principales: médicas y de comportamiento.

¿Cuánta agua necesita mi perro?

Independientemente de la raza, el tamaño o el nivel de actividad, es imprescindible que proporcionar una fuente de agua fresca y fresca para beber las 24 horas del día. Si tu perro tiene acceso a varias habitaciones, puede ser una buena idea colocar más de un cuenco en distintos lugares.

Medidas

En general, un perro necesita unos una onza al día por cada kilo de peso corporal Esto significa que un perro de 18 kilos necesitará ingerir al menos medio galón de agua al día.

Este importe puede variar en función de algunos factores:

Señales de alarma

Familiarícese con los signos de deshidratación, tales como letargo, vómitos y sequedad de encías y nariz Aunque no siempre se trata de una situación de vida o muerte, estos síntomas son una advertencia de que no hay duda alguna de que usted está en peligro. necesita para darle líquidos a su perro lo antes posible.

El peor de los casos es llevarlos al veterinario para que les administre una vía intravenosa. Sin embargo, hay que seguir varios pasos antes de recurrir a estas medidas.

¿Por qué no beben?

Hay muchas razones por las que tu perro puede no querer beber el agua que le ofreces. siente sed, a pesar de que su cuerpo podría utilizar la hidratación.

Aprehensión

Si un perro usado En caso de que el niño se adapte a un nuevo entorno o a un ambiente desconocido, es posible que dude en comer o beber durante un breve periodo de tiempo, lo cual es instintivo y no es motivo de preocupación. a menos que persiste durante más de uno o dos días (por supuesto, durante ese tiempo, siguen necesitando beber).

Distracción

Después de un sesión de ejercicio intenso Si tu perro está en la calle, es posible que prefiera tumbarse a la sombra o en el interior junto a un ventilador, jadeando como un loco para refrescarse. En este estado postentrenamiento, su primer pensamiento no va a ser buscar un cuenco de agua.

Pero después de media hora, si todavía no han bebido nada, es bueno fomentar La ingesta de líquidos para reponer todo lo que queman con la actividad. Aquí es donde los trucos que se indican a continuación pueden resultar útiles.

Preferencias

Aunque suene ridículo, algunos perros son quisquilloso Si no beben en el cuenco que les has puesto, intente moverlo a otro espacio y ver si es más probable que se dirijan hacia él.

También puede que no les guste el cuenco que eligió Los distintos materiales, la profundidad y la anchura del cuenco son factores a tener en cuenta. Por ejemplo, si su perro tiene un hocico más corto o las orejas se le hunden en el agua mientras bebe, eso puede dificultar sus intentos.

Pruebe

También es posible No les gusta el sabor del agua del grifo de su casa. En este caso, un sistema de filtración puede ser muy útil para que su cachorro reciba el agua que necesita.

A pesar de algunas buenas razones para que no les interese el agua, deben hidratarse a pesar de todo. Veamos algunos consejos que incitarán a cualquier perro a reponer su agua.

¿Cuáles son algunas ideas?

Si no sabe qué hacer para que su perro beba, pruebe una de estas sugerencias…

Añadir líquidos al alimento seco

¿No tienes problemas para que coman? La opción más fácil y básica es mezcle un poco de agua con las croquetas de su canino No añadas lo suficiente para que quede pastoso. suficiente hidratar los alimentos para que, cuando coman, también estén ingiriendo agua.

Otros líquidos como leche sin lactosa y caldo trabajo mágicos por su saborizante (más sobre esto más adelante).

Ofrecer cubitos de hielo

A veces, un perro prefiere Aunque parezca una tontería, ese pequeño interés extra puede ser la motivación que necesitan para alcanzar su cuota de hidratación. Algunos perros incluso considere hielo para ser un tentempié por sí solo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que una medida de hielo no tiene el mismo contenido de agua que el mismo volumen de líquido. Al congelarse, el hielo se expande para ocupar más espacio, por lo que al derretirse no emite la misma cantidad de agua que parece.

Si tu cachorro tampoco muestra interés por el hielo, prueba con un granizado para perros Vierta caldo de pollo o ternera en una cubitera, déjelo reposar media hora y viértalo en el cuenco de su perro. Aunque no le guste el hielo, le resultará difícil resistirse al olor a carne.

Y hablando de caldo…

Mezcla agua con golosinas

El hecho de que el agua sea la bebida preferida para la hidratación no significa que sea lo único que tu perro pueda beber. Por supuesto, la mayor parte de su ingesta de líquidos debe ser agua, pero también está bien mezclarla con algo con un poco de sabor. Hacer esto será un capricho emocionante para ellos, y además fomentar ¡que beban más mientras están en la pecera!

La mejor manera de dar sabor al agua del perro es pruebe con caldo de ternera o de pollo u otro caldo de cocina No añadas demasiado Pero una proporción de un 90% de agua y un 10% de caldo será lo suficientemente tentadora como para no alterar el equilibrio de la dieta.

Ofrezca frutas y verduras

Existen abundante de productos con un excelente contenido en agua que puede dar a los perros. Apreciarán el crujido y el sabor. Pruebe las manzanas, la sandía, las bayas, el pepino, las zanahorias, el apio o el brécol.

Cambia su cuenco de agua

Los perros no saben lo bien que lo tienen. Algunos se empeñan en ser quisquillosos con sus alimentos y su agua, por mucho que pagues por ellos.

¿No ha tenido suerte bebiendo de su cuenco actual? Pruebe un tamaño o material diferente Hay tantas variedades de cuencos para perros en el mercado que seguro que encuentras algo que tu perro quisquilloso prefiera.

Merece la pena probar materiales como el cristal, el acero inoxidable y la cerámica. También puedes variar la altura y la anchura del cuenco para ver si eso es lo que molesta a tu perro. Dependiendo de características físicas como la longitud de su nariz, pueden ser selectivos en cuanto a la sensación que tienen cuando beben.

Algunos perros son más interesados Hay sistemas de agua caseros que incorporan una fuente de goteo lento que puede llamarles la atención. Muchas veces, las fuentes de agua al aire libre de los parques caninos hacen esto para fomentar que beban todo tipo de cachorros.

Por último, pruebe que ofrece Tu perro confía en ti para que lo cuides, así que esto puede ser una experiencia de unión, además de ayudarle a saciar su sed.

¿Y si sigue sin interesarles?

Por supuesto, si su perro no quiere beber agua durante un período prolongado, es posible que no sólo sea exigente. Esto podría ser un signo de una enfermedad grave que su veterinario debe conocer.

Las infecciones de la vejiga y del tracto urinario, los problemas renales y la diabetes pueden manifestarse como falta de sed. Si su cachorro no come, y especialmente si nota letargo como otro síntoma, considérelo motivo de alarma. Llame a su veterinario inmediatamente para saber cuál es la mejor manera de mantener a su perro seguro e hidratado.

Aunque no se trate de una situación potencialmente mortal, podría haber algo en la boca de tu perro que le moleste. Consulte la boca, los labios y las encías en busca de objetos como astillas o llagas abiertas que puedan picar cuando intenten beber agua.

Médico

Si tu cachorro bebe agua de forma obsesiva, es fundamental que lo revise su veterinario. Es importante descartar cualquier posibilidad de problema de salud que pueda estar afectando a tu cachorro.

Los posibles problemas de salud pueden incluir:

Uno de los primeros síntomas que puede notar en un cachorro con diabetes, problemas renales o enfermedad de Cushing es que bebe en exceso. También es posible que una infección urinaria esté provocando que su cachorro beba en exceso, ya que es la forma que tiene el organismo de eliminar la infección.

Si tu perro bebe agua y vomita, no dejes de leer nuestro post al respecto.

A continuación, un veterinario habla del aspecto médico de cuando los perros beben demasiada agua:

Deshidratación

Si tu cachorro está deshidratado, sentirá que necesita beber mucha agua. La deshidratación puede producirse si está pasando por un episodio de diarrea, vómitos o tiene una micción excesiva.

Si tu cachorro come comida seca, y es de baja calidad y tiene un alto contenido en sodio, esto también puede estar causando deshidratación y exceso de bebida de agua.

Una vez más, la deshidratación es algo que puede hablar con su veterinario y discutir si esta es la razón de la obsesión por el agua de su cachorro.

Los signos de que tu cachorro está deshidratado incluyen:

Comportamiento

A algunos cachorros les encanta beber agua, ya sea por el sonido de las salpicaduras o por la sensación que les produce en la boca.

Si su cachorro sufre ansiedad por separación o ansiedad en general, esto puede provocar su fascinación por el agua, ya que intentan encontrar formas de reconfortarse.

Sí, beber demasiada agua puede dañar definitivamente a tu cachorro a través de la intoxicación por agua. Esto puede ser tan peligroso como la deshidratación. Esto puede ocurrir no sólo si beben agua obsesivamente, sino si juegan alrededor del agua y accidentalmente tragan demasiada.

Presta atención a los siguientes síntomas en tu cachorro amante del agua y, si observas alguno de ellos, llévalo al veterinario.

Un cachorro que aún no se ha destetado de su madre necesitará aproximadamente medio vaso de agua cada dos horas.

Lo más probable es que tu cachorro ya haya sido destetado y tenga más de 8 semanas.

Puede utilizar esta tabla para ver qué cantidad de agua necesitará su cachorro al día. Nosotros utilizamos la cantidad diaria recomendada por la American Kennel Club.

También tratamos este tema con más detalle en nuestro post Cuánta agua debe beber su perro: (¡Con gráfico!)

Si tu cachorro es muy activo, necesitará más agua que la cantidad diaria recomendada. También dependerá de si come o no comida húmeda, ya que la comida húmeda tiene un contenido sustancial de agua, lo que significa que necesitará menos agua para beber.

Para abordar el problema, es importante saber a qué nos enfrentamos. Es muy posible que tu cachorro beba la cantidad diaria recomendada, o que la supere ligeramente.

Si compruebas cuánta agua bebe tu cachorro al día, podrás entender mejor la magnitud del problema y si es necesario imponer restricciones en la ingesta de agua.

El mejor método consiste en llenar de agua una jarra de un litro y verter un poco en el cuenco de tu cachorro. A lo largo del día, utiliza la misma jarra para rellenar su cuenco.

Al final del día, echa un vistazo al marcador de la jarra y lee cuánto se ha consumido. Utiliza la tabla anterior y comprueba en qué punto se encuentra tu cachorro en comparación con la cantidad recomendada.

Si es drásticamente más alto, entonces tendrá que intervenir con porciones de su ingesta de agua.

También deberías hacerlo durante unos días y registrarlos, de modo que si no eres capaz de resolver el problema por ti mismo, tengas una referencia para hablar con tu veterinario sobre el problema.

Si estás adiestrando a tu cachorro en casa, puedes quitarle el agua durante la noche. Asegúrate de mantener un horario regular para ello, por ejemplo, a las 21:00 todas las noches.

Si ha analizado la ingesta diaria de agua de su cachorro y supera la cantidad recomendada en más de lo que se consideraría razonable, también puede tomar esta medida. Sin embargo, existe la posibilidad de que su cachorro empiece a ver el agua como un recurso valioso que no está disponible todo el tiempo. Esto podría hacer lo contrario de lo que espera que hagan las restricciones, yquerrán conseguir toda el agua que puedan mientras esté allí.

En este video experto en comportamiento canino explica una técnica para enseñar a su perro a controlar su propio comportamiento alrededor del agua.

Si el veterinario de tu cachorro ha realizado pruebas y ha descartado cualquier problema médico relacionado con su forma de beber, entonces puedes empezar a abordar el problema desde el punto de vista del comportamiento.

¿Su cachorro sufre ansiedad? ¿Bebe más agua durante periodos estresantes, como cuando está solo o cuando hay ruidos fuertes?

Si éste es el caso, es una buena idea adiestrar a tu cachorro en una jaula, si aún no lo has hecho. Esto puede ayudarles con su ansiedad, ya que les proporciona un espacio seguro para pasar el tiempo.

Asegúrate también de tener una buena cantidad de juguetes para que jueguen, así como rompecabezas de enriquecimiento, ya que esto mantendrá su atención fuera de lo que les molesta, mientras recompensa su juego.

Recompénsale cuando se calme y dale muchos mimos.

También deberías considerar la posibilidad de cambiarles el bebedero, ya que podría disuadirles de beber en exceso al interrumpir su patrón habitual.

He aquí algunas opciones que merece la pena considerar.

Estación de agua saludable para mascotas PetSafe

K&H Pet Products Bol de agua filtrada CleanFlow

Bebedero filtrado Heyrex Torus

Es importante que pases mucho tiempo con tu cachorro cuando esté despierto, adiestrándolo, jugando con él y ejercitándolo. Cuanto más tiempo lo mantengas distraído, más probable será que sólo utilice el agua cuando sienta sed.

Todo propietario de un cachorro debe suministrarle un pienso de calidad. Las croquetas baratas pueden contribuir sin duda a que beba más de la cuenta. Recomendamos Blue Buffalo Life Protección Cachorro ya que no hay sabores artificiales ni conservantes ni rellenos desagradables.

También puedes probar a utilizar un alimento húmedo como complemento de sus croquetas, como por ejemplo Plato Merrick Grain Free Puppy La comida húmeda tiene un mayor contenido de humedad y mantendrá a su cachorro hidratado, por lo que tendrá menos necesidad de beber en exceso.

Tu cachorro beberá más agua durante los periodos más calurosos del año. Los perros no soportan bien el calor, sobre todo si tienen una capa de pelo que aún no ha mudado del todo.

A diferencia de los humanos, los perros no tienen muchas glándulas sudoríparas para refrescarse, sino que utilizan la nariz y las almohadillas de los pies. Pero el jadeo es su principal mecanismo para refrescarse, ya que la humedad de la lengua se evapora.

Si crees que tu cachorro bebe en exceso, lo primero que debes hacer es acudir a su veterinario, ya que puede convertirse en un peligro para él si bebe demasiado y también puede deberse a una afección médica que es necesario tratar.

Si has cambiado su dieta, su comedero, restringido su acceso, y le has dado mucho adiestramiento y afecto, y sigue obsesionado, deberías considerar llamar a un especialista en comportamiento canino para que te ayude.

¿Por qué mi cachorro no bebe agua?

Las infecciones de la vejiga o del tracto urinario son dos de las principales causas de la disminución de la sed. También podría tratarse de diabetes o enfermedad renal. Si nota otros síntomas como letargo y falta de apetito, y tiene la sensación de que algo puede ir mal, es importante que llame a su veterinario y le explique qué le ocurre.

¿Por qué mi cachorro no bebe agua de su cuenco?

Todos los perros deben disponer de agua fresca en un cuenco limpio las 24 horas del día. Sin embargo, tener un cuenco a su disposición puede no ser suficiente. Hay que tener en cuenta la calidad del agua, la colocación del cuenco y el número de cuencos disponibles. Si el agua está sucia o contaminada con residuos, su perro puede negarse a beberla.

¿Qué puedo darle a mi cachorro si no quiere beber agua?

Ofrezca a su perro caldo, agua aromatizada o añada humedad a la comida seca. Puede añadir agua tibia o caldo de pollo o ternera bajo en sodio a la comida enlatada o seca. Funciona bien añadir el agua o el caldo unos 30 minutos antes de intentar alimentarlo.

¿A qué edad pueden empezar a beber agua los cachorros?

Los cachorros empiezan a beber agua alrededor de las 3 ó 4 semanas de edad, al mismo tiempo que pasan de la leche a la comida sólida y una vez que les han empezado a crecer los dientes.

Cómo hacer que un cachorro beba agua – cachorro
Carlos
Revisión por expertos
Pregunta
¡Hola a todos! Me llamo Carlos y soy experto en perros y razas caninas. Siempre he sentido amor por los perros y he pasado muchos años estudiando y trabajando con ellos.
Recibí mi título en [Ciencia Animal/Medicina Veterinaria/etc.] de [Nombre de la Universidad] y desde entonces he trabajado en varios roles con perros, incluyendo como [veterinario/entrenador de perros/criador/etc.].
Tengo un amplio conocimiento de las diferentes razas de perros y sus características, temperamentos y necesidades únicas. He trabajado con una gran variedad de razas, desde pequeñas razas de juguete hasta grandes razas de trabajo, y tengo un profundo conocimiento de sus necesidades específicas y de cómo cuidarlas.
En mi trabajo con perros, también he desarrollado una fuerte comprensión del comportamiento canino y cómo entrenar y comunicarse con ellos de manera efectiva. Me apasiona ayudar a los propietarios de perros a crear fuertes vínculos con sus mascotas y proporcionarles los mejores cuidados posibles.
Me entusiasma compartir mis conocimientos y experiencia con los demás a través de mis escritos y espero ayudar a otros a aprender más sobre sus queridos compañeros caninos y a cuidarlos mejor.

Deja una respuesta