C贸mo entrenar a su cachorro a caminar con correa – cachorro

Cómo entrenar a su cachorro a caminar con correa – cachorro

Voluntad de agradar

Contents hide

Quiere disfrutar de divertidos paseos por la naturaleza con su perro, relajarse después de un largo día de trabajo o incluso hacer una excursión de fin de semana… ¡pero sigue escapándose! Ha intentado llamarle, regañarle e incluso puede que le haya dado golosinas que él ha rechazado ¿Y ahora qué?

Cómo educar a un perro para que no se escape

El primer paso para adiestrar a tu perro para que no se escape es no soltarle la correa cuando creas que existe alguna posibilidad de que pueda darse a la fuga.

Cómo entrenar a su cachorro a caminar con correa – cachorro

Los perros crean hábitos a base de repetir conductas una y otra vez. Si deja que su perro repita la conducta de salir corriendo, se le arraigará. Cuanto más arraigado esté un hábito, más difícil será cambiarlo, ¡igual que a los humanos!

Al principio, debe empezar el adiestramiento para llamar a su perro y mantenerlo a su lado en un entorno fácil. Este entorno fácil no debe ser un gran campo con conejos, ni el bosque con ciervos salvajes, sino que el adiestramiento para que no se escape debe empezar en el patio trasero de su casa o incluso en el salón.

¿Su perro huye cuando se le llama?

Si tu perro está despegando, tienes que pensar como un perro:

¿Por qué huir es más tentador que venir?

Ningún perro decide huir para fastidiar a su dueño. El perro simplemente elige lo que le parece más rentable. Si estás en una zona que te distrae mucho, con muchos olores y lugares que explorar, es probable que tu perro vea mucho valor en huir y poco valor en venir a ti. Esto es especialmente cierto si venir a ti ha ido seguido en el pasado de una mala experiencia: quizás le regañaste…o llevárselo directamente a casa.

Es muy importante que nunca se muestre negativo cuando su perro acuda a usted, aunque esté molesto y frustrado porque lleva mucho tiempo llamándole. De lo contrario, su perro asociará muy rápidamente el hecho de acudir a usted con ser castigado, y optará por no volver a acudir en el futuro.

El mundo que le rodea nunca castiga a su perro. Siempre es acogedor e interesante. Le ofrece cosas que oler, quizá algo de basura que comer, fauna que perseguir… si quiere poder competir con el mundo que rodea a su perro, tiene que ser igual de atractivo.

Mi cachorro se escapa

El adiestramiento de retirada debería comenzar ya con cachorros muy pequeños. Puede empezar el mismo día que traiga a su cachorro a casa. Coja una deliciosa golosina para perros y muéstresela a su cachorro. Retroceda unos metros, mueva la golosina de forma tentadora y llame a su cachorro. Cuando corra detrás de usted, dele la golosina y llénelo de caricias y elogios. Debería contonearse de emoción.

Deberías jugar a este juego con tu cachorro todos los días. Pronto ya no huirá en absoluto, sino que vendrá corriendo hacia ti cuando oiga que le llamas por su nombre.

Cómo entrenar a su cachorro a caminar con correa – cachorro

La constancia es el aspecto más importante en este caso. No será beneficioso tocar esto sólo una o dos veces y luego dejar de hacerlo. Tienes que darle a tu cachorro muchas repeticiones para que aprenda a fondo el comportamiento.

No puedes enseñar a tu cachorro a recordar de forma fiable en un día, una semana o incluso un mes. Debes practicar constantemente la recuperación poco a poco durante el primer año de vida de tu cachorro y siempre recompénsale por acudir a ti.

Cómo entrenar a su cachorro a caminar con correa – cachorro

¿Por qué huyen los perros de sus dueños?

Los perros adultos se escapan porque han ensayado muchas veces no venir cuando se les llama. Si ha adoptado un perro adulto, o simplemente ha tenido un perro toda su vida que nunca aprendió a venir cuando se le llama, debe repetir los mismos pasos que se han descrito anteriormente para un cachorro pequeño.

Necesita practicar muchas veces, en situaciones muy sencillas, para que su perro venga cuando se le llama y no huya. De nuevo, recuerde: los perros huyen porque hay muchas otras opciones divertidas para ellos ahí fuera. Reduciendo el número de opciones (y dejando que su perro experimente lo gratificante que es venir a usted en su lugar), podrá hacer que practique venir cuando se le llama.

¿Qué raza de perro es menos propensa a huir?

Todos los perros necesitan una práctica de retirada constante y positiva. Sin embargo, algunos son menos propensos que otros a escaparse. Los perros menos propensos a escaparse con tanta frecuencia son:

Todas ellas son razas del grupo de los juguetes y, como tales, se criaron para permanecer cerca de sus dueños. Por otro lado, hay razas que son más propensas a huir:

¿Qué raza de perro es más propensa a huir?

Los perros del grupo de los pastores (haga clic aquí para saber más sobre ellos), los perros guardianes, los perros de caza y sus mezclas son mucho más propensos a escaparse. Si posee alguna de estas razas, debe llevar siempre un collar con placas e invertir mucho tiempo en practicar la retirada:

Cómo entrenar a su cachorro a caminar con correa – cachorro

¿Debe castigar a su perro por escaparse?

No, nunca debes castigar a tu perro por escaparse.

En el momento en que le castigue, ya habrá vuelto a usted. Relacionará la corrección con el hecho de venir a usted, ¡que es exactamente lo contrario de lo que usted quiere! Siempre tiene que enseñar a su perro que venir a usted es divertido y gratificante.

En lugar de dar a su perro la oportunidad de escaparse, llévelo con un collar o arnés y una correa, y déjelo suelto sólo en una zona segura y cerrada. Trabaje para que su perro recupere el control en espacios cerrados antes de dejarlo suelto.

¿Puede un perro saltar una valla de 4 pies?

¿Su perro se escapa porque se sale constantemente de su jardín?

Una valla de 4 pies no es suficiente para contener a un perro mediano o grande. Sólo los perros muy pequeños, como los chihuahuas, pueden ser contenidos por una valla. Es probable que su perro pueda saltar fácilmente una valla de 4 pies y escaparse.

6 pies es una altura mucho mejor para una valla – y es posible que desee hacer su valla aún más alto si su perro es un artista del escape o tiene una historia de salir de las áreas contenidas.

Es muy difícil adiestrar a su perro para que no salga de su patio y se escape si tiene la oportunidad de hacerlo, porque probablemente haya aprendido que al otro lado de la valla hay un mundo nuevo y emocionante. Debe mantener a su perro contenido, tanto por su propia seguridad como por la de los demás.

Lo esencial

Todos los propietarios de perros deberían dedicar tiempo a enseñarles a no escaparse y a venir cuando se les llama. Este proceso no es instantáneo, sino que requiere tiempo y una práctica constante. Haga que venir cuando se le llama sea una experiencia gratificante y divertida para su perro y será mucho menos probable que se escape.

Es esencial que acostumbres a tu cachorro al collar y la correa lo antes posible.

Es una herramienta para mantenerlos bajo tu control y alejados de los problemas mientras aprenden a vivir en nuestro mundo, a veces peligroso.

Es un dispositivo útil para mantener su atención y evitar que se escapen durante el entrenamiento.

Y en muchos lugares es una necesidad por ley cuando se les pasea en público.

Este artículo le enseña cómo acostumbrar a su cachorro a un collar y una correa de una manera que es tan libre de estrés como sea posible y hace el mejor trabajo de base para construir sobre la base de entrenar a su cachorro a no tirar de la correa cuando un adulto.

CONSEJO RÁPIDO: Empezamos todos nuestros cachorros con un simple collar Blueberry y una correa de nylon ligero (preferimos la correa de 3/8 pulgadas x 6 pies). Ponemos estos dos en nuestros cachorros desde el primer día para acostumbrarse a la sensación de una correa y un collar.

A continuación te ofrecemos información más detallada sobre las mejores correas y collares para tu cachorro, así que sigue leyendo 馃檪

Contenido y navegación rápida

¿Cuándo puede empezar y cuánto tardará?

Te aconsejo que no lo intentes durante los 2 ó 3 primeros días en tu casa, ya que tienen bastante con acostumbrarse a un entorno y una familia completamente nuevos.

Podrías empezar a adiestrar a tu cachorro de Labrador para que se acostumbre a la correa y al collar desde su tercer día en casa, y mucha gente lo hace, pero en realidad no tiene mucho sentido.

Recomiendo esperar hasta que tengan 10 semanas.

Esto se debe a que hasta las 12 semanas de edad, no tienen necesidad de etiquetas de identificación, ya que son demasiado jóvenes para llevarlos fuera más allá de su patio trasero, mientras que completan su programa de vacunación.

Y durante el adiestramiento en casa no hace falta sacarlos fuera, son tan pequeños a esta edad que basta con cogerlos en brazos y llevarlos en brazos.

Pero si los acostumbras al collar y a la correa a las 10 semanas de edad, se sentirán cómodos llevándolos a las 12 semanas, cuando puedas empezar a sacarlos a pasear.

¿Cuánto tardarán en acostumbrarse a la correa y el collar?

Algunos tardan horas, otros días, pero la mayoría se sentirán cómodos al cabo de dos semanas, siempre que se les introduzca metódicamente.

Así que empezando a las 10 semanas, tienes 2 semanas completas para acostumbrarlos, una semana para el collar y otra para la correa antes de que realmente necesites usarlos y eso es tiempo de sobra.

Cómo elegir la correa y el collar adecuados

En primer lugar, es muy importante que compres la correa y el collar adecuados para tu cachorro.

Tengo dos guías de compra muy informativas para elegir el tamaño y el estilo adecuados de correa y collar para cada situación que puedes encontrar aquí: Cómo elegir los collares adecuados y cómo elegir la correa adecuada.

Le recomiendo que lea estos artículos para que pueda tomar las decisiones de compra más informadas, pero aquí están las cosas más importantes a tener en cuenta al comprar la primera correa y collar para un cachorro joven:

Si aún no has comprado un collar y una correa para tu cachorro y quieres que te orientemos, hemos reunido una pequeña selección que puedes ver haciendo clic en los siguientes enlaces:

Collares recomendados para labradores. (se abre en una nueva ventana)

Correas recomendadas para Labradores. (Se abre en una ventana nueva.)

Algunos consejos antes de empezar

Antes de empezar a adiestrar a tu cachorro para que acepte la correa y el collar, te damos algunos consejos que debes tener en cuenta durante el proceso:

Cómo acostumbrar a su cachorro al collar

Por supuesto, antes de poder adiestrar a nuestro cachorro para que se acostumbre a llevar correa, primero tenemos que acostumbrarlo a llevar collar, así que por ahí empezaremos.

Despacio

Puedes ponerle un collar a tu cachorro y dejar que se acostumbre a él, pero no es lo más eficaz ni lo más amable.

La primera vez que te lo pongas, déjalo actuar sólo 5 minutos y luego retíralo. Repite esta operación cada media hora o 45 minutos durante los dos primeros días.

Al día siguiente, déjala encendida 10 minutos cada hora; al día siguiente, 20 minutos cada hora; y así sucesivamente hasta que puedas dejarla encendida de forma permanente.

Al sexto o séptimo día, la mayoría de los cachorros están acostumbrados al collar y se sienten cómodos llevándolo durante horas. Pero es justo advertirte de que algunos pueden tardar más. Un cachorro aprenderá a su propio ritmo.

Para tener más posibilidades de éxito lo antes posible, utilice los siguientes consejos y técnicas.

Nuestra experiencia: La mayoría de nuestros cachorros de labrador no tuvieron ningún problema para acostumbrarse al collar y no necesitaron los 6-7 días. Sin embargo, un par de nuestros cachorros eran definitivamente más sensibles y necesitaron los 6-7 días. «tómatelo con calma» enfoque.

Colocar correctamente un collar

Debes elegir un collar que se ajuste bien, pero que no apriete tanto que resulte incómodo. La regla a seguir es que deben caber dos dedos entre el collar y el cuello del cachorro.

Si le aprieta más, le resultará incómodo e incluso podría impedirle respirar. Si le suelta más, podría quitárselo.

Cómo poner el collar a su cachorro por primera vez

El collar debe colocarse con calma, suavidad y lo más rápidamente posible. Por eso es mejor un cierre de clip de plástico, ya que se puede hacer en un segundo.

Casi todos los cachorros se sienten confusos ante lo que ocurre, ya que nunca antes habrán sentido uno alrededor del cuello.

Algunos se quedarán tranquilos (¡raramente!), la mayoría se rascarán y sacudirán la cabeza intentando quitárselo. Unos pocos se volverán completamente locos, se rascarán, se revolverán y armarán un gran alboroto.

Tienes que ignorar su lucha.

No fomentes el comportamiento riéndote (¡esto puede ser difícil! Jaja) o intentando calmarle y relajarle, y desde luego no le regañes por intentar mangonear y quitárselo.

Cualquier atención mientras arman jaleo puede hacerles creer que tienen razón al hacerlo. Ignora todo el jaleo.

El poder de la distracción y cuándo quitarle el collar

A algunos cachorros no les gustan los collares y la mayoría intentan quitárselo a zarpazos. Para evitarlo, puede utilizar el poder de la distracción.

Ponga el collar a su cachorro antes de darle una de sus comidas, o póngaselo y después ofrézcale jugar con él y su juguete favorito.

O, si ya has empezado con un adiestramiento de obediencia sencillo, pídeles que se sienten y se relajen un poco para distraerles.

No hace falta mucho para distraer a un cachorro y actuará como si se hubiera olvidado del collar, al menos durante un rato.También:

Y Sólo debes quitarle el collar cuando tu cachorro esté tranquilo y relajado.

Si se lo quita mientras está armando un gran escándalo, estará recompensando inadvertidamente el comportamiento y puede hacerles creer que alborotando y peleando conseguirá que le quite el collar. Obviamente querrá evitar esto.

Así que utiliza la comida, el adiestramiento o el juego para distraerlos y conseguir que se calmen antes de quitarles el collar.

CONSEJO RÁPIDO: Una de nuestras golosinas favoritas para adiestrar a los cachorros son los bocaditos Wellness Soft Puppy Bites. Vienen en cuadraditos pequeños, pero nos gusta cortarlos en trozos más pequeños para evitar que nuestros cachorros coman demasiado de algo bueno.

Algunas personas dicen que hay que tratar a un cachorro cuando se le pone un collar

He leído que algunos adiestradores recomiendan ponerle el collar al cachorro y luego darle golosinas repetidamente para que piense que llevar collar es algo positivo.

Si marca el comportamiento tranquilo (con un clic o una palabra) y luego le da una golosina, su cachorro no tardará en darse cuenta de que estar tranquilo le hace ganar una recompensa, por lo que ofrecerá un comportamiento tranquilo para conseguirla.

No lo he probado, así que no puedo decir por experiencia personal que sea una técnica eficaz, pero la teoría es sólida.

Recuerda que no debes tratarlos cuando están haciendo un escándalo o pueden pensar que lo que se premia es pelearse con el collar. Hay que esperar la calma.

También debe evitar dar golosinas cuando le quite el collar. Debe quitárselo y después actuar como si no hubiera pasado nada, de lo contrario su cachorro puede pensar que se le está recompensando por quitárselo.

Ahora, una vez que su cachorro se sienta cómodo con el collar, puede pasar a adiestrarlo para que se acostumbre a la correa.

Cómo acostumbrar a su cachorro a la correa

Los siguientes consejos harán que su cachorro se acostumbre a la correa y sentarán unas bases estupendas para el futuro adiestramiento con correa.

Aprenderá a evitar el desarrollo de malos hábitos que le lleven a sufrir tirones más adelante y a desarrollar buenos hábitos que le ayuden en futuros entrenamientos.

En primer lugar, asegúrese de que su cachorro se siente cómodo y seguro con el collar, luego, en una habitación segura y familiar de tu casa, puedes ponerle una correa.

Como ya se ha dicho, utiliza una correa sin lazo, corta el lazo de una barata o utiliza una cuerda corta de ferretería y no ates un lazo en el extremo para que tu cachorro no pueda engancharse la pata y entrar en pánico.

No sujete la correa, deje que su cachorro la arrastre

Una vez colocada la correa, siéntate y supervisa a tu cachorro mientras camina arrastrándola tras de sí.

Al igual que con el collar, hay que ignorarlos casi por completo: no hay que animarlos, reírse ni regañarlos si lo muerden o intentan quitárselo.

Cualquier energía excitable tuya puede proyectarse en tu cachorro y esperas que se mantenga tranquilo.

Si surge la necesidad, puedes calmar a tu cachorro utilizando la distracción. Llámalo hacia ti, pídele algunas órdenes de obediencia u ofrécele comida o un juguete y así redirigirás su atención y concentración lejos de la correa.

¡Ayuda! ¡Mi cachorro se asusta cada vez que ve la correa!

Si tu cachorro le tiene verdadero pánico a la correa, puedes insensibilizarlo dejándola en las zonas donde pasa tiempo o juega para que siempre esté cerca.

Déjela fuera de su área de confinamiento, donde pueda verla pero no alcanzarla, y utilícela como juguete para masticar, o colóquela cerca de su cuenco de comida cuando coma, para que pueda verla pero esté demasiado ocupado comiendo como para querer jugar con la correa.

Queremos que vean la correa a su alrededor para que aprendan que no hay nada que temer, sin que puedan jugar con ella o morderla.

Un buen consejo es que practiques esto desde el momento en que lleves a tu cachorro a casa, un par de semanas antes de intentar ponerle la correa.

Como siempre, tómatelo con calma

Como en todo adiestramiento, tómatelo con calma: deja la correa puesta sólo unos minutos al principio y quítasela cuando esté tranquilo, distrayéndole si es necesario.

Sujétala durante 10 minutos de cada hora durante los dos primeros días, luego 15 minutos de cada hora el segundo día, 20 minutos de cada hora el tercer día y así sucesivamente, hasta que puedas dejarla puesta durante media hora seguida y se sientan cómodos con la correa.

No estoy diciendo que no deban jugar con la correa o morderla en absoluto, esto podría tardar una edad en detenerse por completo, pero deben estar razonablemente cómodos y confiados con la correa, no estresados o temerosos.

Ahora puedes empezar a recoger el otro extremo.

Recoger el otro extremo de la correa

Una vez que tu cachorro se sienta cómodo con la correa y la arrastre, puedes coger el otro extremo.

No intentes pasear a tu cachorro llevándole con la correa, ya que aún no está preparado para ello y tirará y se resistirá, e incluso es posible que le coja miedo a la correa.

En lugar de eso, sujeta la correa y sigue a tu cachorro, manteniendo la correa floja mientras avanzáis.

Debes asegurarte de que la correa no aprieta para evitar que tu cachorro tire de ella y haga fuerza contra ella.

Vale la pena tener un bolsillo lleno de golosinas para que, si esto ocurre, puedas llamar su atención y atraerlo hacia ti con una golosina.

Deberías practicar esto unos minutos cada hora durante uno o dos días.

Primeros pasos con correa

Una vez que su cachorro se sienta cómodo paseando con usted sujetando la correa y manteniéndola floja, es el momento de empezar a llevar la correa para que le siga.

Lo más importante es que no debes tirar de ellos ni arrastrarlos por la correa, haz que ellos decidan seguirte.

No querrás que tu labrador tire de la correa cuando sea adulto, así que da ejemplo no tirando tú de la correa.

Las primeras veces que los guíes, ten una golosina en la mano o uno de sus juguetes favoritos y utilízalo para atraerlos contigo por la habitación.

A medida que ambos avanzan, elogie con entusiasmo al animal para que sepa que usted está satisfecho con lo bien que lo está haciendo y, de vez en cuando, dele la golosina o deténgase y dele el juguete y un rato de juego antes de volver a ponerse en marcha.

Cómo adiestrar a un cachorro para que no tire de la correa desde el principio

La forma en que te enfrentes ahora a los tirones de correa de tu cachorro influirá enormemente en el éxito futuro del adiestramiento conjunto con correa.

Si no quieres un perro que tire de la correa al pasear, tienes que empezar a adiestrarlo desde el principio.

Aprender a tirar durante unas semanas cuando es cachorro, puede llevar mucho más tiempo corregirlo cuando es adulto.

Para evitarlo, desde la primera vez que le pongas la correa querrás que tu cachorro aprenda que cuando hay presión merece la pena liberarla acercándose a ti, no alejándose con más fuerza. A continuación te explicamos cómo…

Paso 1:

Diríjase a una habitación tranquila, sin distracciones y con una bolsa llena de golosinas. Ahora ponga la correa a su cachorro.

Paso 2 :

Espera a que tu cachorro se aleje de ti hasta que la correa esté tensa y empiece a tirar o, si no lo hace, aléjate tú mismo hasta que la correa esté tensa y haya una ligera presión hacia ti.

No tires de ellos hacia ti, simplemente presiona suavemente la correa para que esté tensa pero tu mano esté quieta.

Tercer paso:

La mayoría de los cachorros se resistirán y tirarán de la correa para alejarse de ti. No muevas la mano para dejarles ganar ni un centímetro más, pero tampoco tires de ellos hacia ti.

Anímales a tu manera llamándoles por su nombre y dándote palmadas en el muslo.

Paso 4:

En cuanto tu cachorro se gire hacia ti y suelte aunque sea un poco de presión de la correa, mueve instantáneamente la mano hacia él para soltarlo. todos presionarles y elogiarles calurosamente: «¡Buen cachorro!».

Si tu cachorro viene hacia ti, elógialo, acarícialo y dale una golosina. Haz un ENORME alboroto para que sea una recompensa enorme que haya venido hacia ti.

Si el cachorro no acude a ti, vuelve a llamarlo. Al final vendrá, sólo tienes que esperar a que lo haga y elogiarlo y tratarlo con entusiasmo.

Paso 5:

Después de los elogios entusiastas, ignórelos hasta que se alejen y tiren, o si no lo hacen, retroceda usted mismo hasta que la correa esté tensa y vuelva a ejercer una suave presión sobre ella.

Repita los pasos 1 a 4.

Paso 6:

Repita este ejercicio de 5 a 10 veces por sesión, cada hora del día y repítalo durante unos días hasta que su cachorro se mueva sistemáticamente hacia usted cuando sienta la más mínima presión en la correa.

Esto no le llevará mucho tiempo y, una vez aprendido, beneficiará enormemente a su futuro adiestramiento con correa.

Mi cachorro se asusta y no para de tirar – Cómo detenerlo.

Para cambiar este comportamiento, elogie y recompense los pasos más pequeños hasta que se den cuenta de que usted quiere que vengan a usted y que es lo mejor que pueden hacer cuando hay presión en la correa.

Primer paso:

Para empezar, mantén la correa totalmente quieta, permanece en silencio y no hagas ni un solo movimiento. No cedas ni un ápice y no tires de ellos hacia ti. Deja que forcejeen y no montes ningún escándalo.

Segundo paso:

En cuanto deje de asustarse, suelte totalmente la correa y elógielo con un premio. No tiene que moverse hacia usted, sólo dejar de asustarse.

Unas cuantas repeticiones les enseñarán que los arrebatos no les llevan a ninguna parte y que la calma hace que la correa se afloje y se gane un premio.

Tercer paso:

Una vez que tu cachorro haya aprendido a estar tranquilo para ganarse una correa suelta, tendrá que hacer un poco más para ganarse su golosina. Así que ahora sólo recompénsalo por moverse hacia ti, aunque sea el más mínimo movimiento. Repite esto unas cuantas veces.

Paso 4:

Pronto se dará cuenta de que si está tranquilo y se acerca a usted, recibirá un elogio y una golosina.

Ahora puede seguir los procesos de hacer que dejen de tirar de la correa y de conducirlos por la habitación, como se ha descrito anteriormente en este artículo.

Errores comunes que cometemos como formadores

Hay algunos errores que solemos cometer y que pueden provocar problemas en el adiestramiento con correa y que nuestros perros se conviertan en futuros tirones, así que intenta evitar los siguientes:

Tirar tú mismo de la correa: La incomodidad o el dolor leve que le cause probablemente no sea lo suficientemente disuasorio como para que su cachorro deje de tirar y, desde luego, no le enseñará nada.

Además, los perros (como la mayoría de los animales) luchan contra la restricción, por lo que cuando usted tira, sólo hace que la mayoría tire con más fuerza.

Además, si tu cachorro tira, va hacia delante. Si tú tiras un poco hacia atrás y luego acabas cediendo, sigue yendo hacia delante.

Así aprenden que tus tirones son sólo temporales y que sus tirones les llevan a donde quieren ir. No hay ningún beneficio ni nada que ganar con tus tirones.

Apresurarse a aflojar la correa cuando su cachorro tira: Esto le enseña al cachorro que tirar funciona. Si tu cachorro tira aunque sea un poco, tienes que parar y no moverte hasta que ELLOS avanzar USTED .

Tirones o tirones de la correa: En las manos adecuadas, el «chasquido» ocasional de una correa es una corrección eficaz, pero la mayoría de la gente lo utiliza de forma incorrecta y con demasiada frecuencia.

Cuando se tira de una correa, primero se afloja y luego se aprieta para asustar al perro y llamar su atención.

Pero cuando se utiliza de forma incorrecta y con demasiada frecuencia, el cachorro tira, siente que la correa se afloja y vuelve a tirar de ella.

Un cachorro puede pensar que una correa suelta puede provocar un chasquido y entonces intenta evitarlo manteniendo la correa apretada. No es bueno.

Tirar cuando tu cachorro ya se dirige hacia ti:

Si tu cachorro se dirige hacia ti, nunca debes tirar de la correa.

Queremos que piensen que la presión de la correa se libera totalmente cuando se mueven hacia nosotros, por lo que nunca hay que volver a añadirla (aunque esto suele ser sólo un problema cuando se utiliza una correa larga, para ser justos).

Conclusión

Acostumbrar a tu cachorro labrador a la correa y al collar requiere tiempo y paciencia, pero es algo que debes hacer cuanto antes.

Al adiestrar a tu cachorro en casa, tendrás que utilizar una correa para llevarlo a su lugar de baño y mantenerlo allí, y necesitarás que lleve correa cuando salga en público.

Lo ideal es que se sientan cómodos antes de que les den las segundas tomas y puedas sacarlos a pasear.

Muchas personas sostienen que, con poco esfuerzo, basta con ponerle un collar al cachorro y «dejar que se acostumbre».

Y una vez que lo estén, sólo tienes que ponerles una correa. Bueno, puede que esto funcione hasta cierto punto. No es el reto más difícil al que se enfrentará tu cachorro.

Pero si sigues las técnicas descritas en este artículo, el proceso será lo menos estresante posible y habrás sentado las bases para adiestrar a tu cachorro para que no tire de la correa más adelante, en lugar de que adquiera malos hábitos que luego tendrás que romper.

Ya sé cuál de los dos escenarios prefiero.

¿Tiene problemas para acostumbrar a su cachorro al collar y la correa?

¿Qué técnicas ha probado?

Cuéntenos sus experiencias en la sección de comentarios.

Guardar en Pinterest

Acabas de traer a tu nuevo cachorro a casa y estás impaciente por dar el primer paseo. Llevas toda la vida imaginando este feliz momento. Le pones la correa, abres la puerta y… tu cachorro no se mueve. Huh.

Así que tiras de ella un poco, pensando que sólo tiene que entrar en el ritmo de las cosas. Pero ahora se niega rotundamente. Se ha plantado. Codos bloqueados.

Raro.

Cuando vuelves a intentarlo más tarde, recorre tres metros por la pasarela antes de que se activen los frenos. La levantas y tratas de cargarla un poco. Cuando la dejas en el suelo, camina bien, directamente de vuelta a casa, haciendo un esfuerzo desesperado durante todo el trayecto.

Si usted es como la mayoría de la gente, estará desconcertado y un poco decepcionado. Después de todo, ¿no se supone que a los perros les gustan los paseos más que cualquier otra cosa?

AUTOCONSERVACIÓN SENSATA

La verdad es que tiene todo el sentido del mundo que un cachorro se muestre reticente a salir con correa con su nuevo dueño. Por mucho que te aturda este giro de los acontecimientos, míralo desde la perspectiva del cachorro:

Por lo tanto, no es extraño que un cachorro odie su primer paseo; de hecho, es sorprendente que le guste, lo que probablemente signifique que ha tenido un buen criador o un buen hogar de acogida, donde alguien se ha tomado el tiempo necesario para presentarle las cosas de la mejor manera posible. Pero no tema: siga estos pasos y pronto podrán pasear juntos y felices.

VAYA MÁS DESPACIO AL ADIESTRAR A SU PERRO CON CORREA

La clave es sencilla: utilice su propia empatía como guía y divida esta abrumadora experiencia en trozos más pequeños y digeribles:

Llegar a este punto -un cachorro que se tranquiliza paseando por el patio con la correa en la mano- puede llevar tres minutos o tres días, ¡lo que haga falta está bien!

La voz divertida, las rodillas dobladas, el contacto visual, los pasos de baile, las palmas, la voz cantarina, las golosinas y la falta de presión en la vibración… Trae… todos ¡de eso contigo cuando empieces a llevar esta experiencia de la correa a la carretera!

Eso sí, si vives en una ciudad sin más opción que un paseo con correa para ir al baño, obviamente todo esto tiene que comprimirse, a no ser que utilices orinales. Aun así, una mentalidad empática te ayudará a encontrar pequeñas formas de hacer esto más cómodo.

EMPEZAR CON UN COLLAR EN EL ADIESTRAMIENTO CON CORREA; UTILIZAR UN ARNÉS MÁS ADELANTE

Puede que se haya dado cuenta de que sigo hablando de collares en lugar de arneses. Mucha gente empieza inmediatamente con un arnés, pero en mi opinión eso sólo contribuye a la reacción de «Dios mío, ¿qué demonios me estás poniendo?

Para mí, un collar martingala (de deslizamiento limitado) es ideal para las primeras semanas de paseo: fácil de poner, ligero y totalmente seguro (nos gusta el collar martingala con hebilla de cierre rápido de petsafe.net).añadir el obstáculo adicional de un arnés.

CONTRATA A UN ACOMPAÑANTE CANINO

La forma más rápida de conseguir que un cachorro camine hacia delante con entusiasmo es emparejarlo con un amigo peludo experimentado. Es divertidísimo ver cómo un cachorro que se negaba en redondo a moverse de repente trota alegremente en cuanto pasa otro perro.

Si puedes buscar a un vecino con un perro adulto maravilloso y tranquilo, recluta a ese equipo para que te ayude con tres paseos en tres días. Lo más probable es que eso sea todo lo que necesites para convencer a tu cachorro de que está bien salir a pasear.

Dos cosas a tener en cuenta:

ZIGZAGUEA, SE CONTONEA, OLFATEA ¡BIEN!

El objetivo principal de las primeras semanas de paseo es conseguir que el cachorro salga a pasear y se sienta a gusto con el mundo. Nunca se recuperan los cuatro primeros meses de la vida de un cachorro, que parecen una esponja, y sólo con paseos con correa se pueden aprovechar al máximo. (No hay suficientes cosas nuevas que aprender dentro de nuestras propias casas).

Queremos inculcarle profundamente la lección de que la novedad está bien, antes de que la biología empiece a decirle al cachorro que todo lo que aún no ha visto puede ser una amenaza. La única forma de hacerlo es exponer al cachorro, con cuidado y siempre a su nivel de comodidad, a nuevas vistas, olores, sonidos y situaciones.

Dado que la gran prioridad es que el cachorro se sienta feliz, este no es el momento de, por ejemplo, inculcarle unos tacones perfectos, sino de llevarle la bolsita llena de cosas ricas y enseñarle que usted, los paseos y las cosas nuevas suelen ir acompañados de comida. También es el momento de dejar que el cachorro olisquee hasta hartarse, porque cada «sniffari» le ayuda a aprender enormemente sobre el entorno.mundo, lo que genera confianza.

No se frustre si eso significa que sus paseos le parecen pequeños; ¡no son pequeños para el cachorro que acaba de usar su nariz para «conocer» a 15 perros, tres niños y un anciano! Hay mucho tiempo para que enseñe a su perro un tipo diferente de paseo, en el que ambos caminen juntos a toda velocidad. Ahora mismo, sin embargo, mientras su flamante cachorro aprende lo que el mundo tiene que ofrecerle, los paseos están llenos de zig-zags,meneos y olfateos son perfectos.

Tal vez esté pensando: «¡Pero espere! No podemos sacar a pasear a nuestro cachorro hasta que le hayamos puesto las vacunas contra la parvovirosis y la difteria a los 4 meses». En ese caso, le pedimos a usted y a su veterinario que revisen las últimas directrices sobre la importancia conductual de un enfoque más matizado y menos en blanco y negro. En resumen: es imperativo para la salud conductual de su cachorro que lo saque a pasear, sólo tiene que ser¡inteligente al respecto!

Esta no es sólo nuestra opinión; puede consolarse sabiendo que los líderes veterinarios actuales ya no aconsejan mantener a los cachorros envueltos en algodón hasta los cinco meses o más. Lea lo siguiente – ¡y compártalo también con su veterinario!

Del «Literature Review on the Welfare Implications of Socialization of Puppies» de la American Veterinary Medical Association:

De la Sociedad Veterinaria Americana de Comportamiento Animal (ASVAB)
«Declaración de posición sobre la socialización de los cachorros»:

Una socialización incompleta o inadecuada durante esta importante etapa puede aumentar el riesgo de problemas de conducta más adelante. …

Aunque el sistema inmunitario de los cachorros aún se está desarrollando durante estos primeros meses, la combinación de inmunidad materna, vacunación primaria y cuidados adecuados hace que el riesgo de infección sea relativamente pequeño en comparación con la posibilidad de muerte por un problema de comportamiento.

Si tu cachorro ya ha recibido una o dos vacunas y eres educado y cuidadoso con los lugares a los que vas -evitando perros desconocidos y lugares frecuentados por muchos perros o fauna salvaje-, las probabilidades de que se infecte de parvo o moquillo son bajas mientrasrealizar esa importante labor.

¿A qué edad hay que empezar a adiestrar a un cachorro?

Cuándo empezar a adiestrar a tu cachorro con correa. Puedes empezar a enseñarle a usar la correa en cuanto lleves a tu cachorro a casa. Lo ideal es que los cachorros permanezcan con sus madres durante las primeras ocho a 12 semanas, por lo que es probable que empieces alrededor de este periodo, pero puedes introducir los principios básicos antes.

¿Cuánto tiempo se tarda en enseñar a un cachorro a andar con correa?

Los cachorros son muy fáciles de adiestrar y probablemente puedan hacerlo en un mes», dice Novack, pero también advierte que hay que tener cuidado con la fase de «adolescencia» que atraviesan los perros alrededor de los nueve meses: «Cuando llegan a la adolescencia, van a fingir que nunca han aprendido nada».

¿Cómo acostumbro a mi cachorro a pasear con correa?

Empieza por acostumbrarle a llevar collar o arnés y correa. Déjale que los lleve durante breves periodos de tiempo en casa mientras juegas con él y le das golosinas. Al cachorro debería encantarle el tiempo de collar y correa porque representa comida y diversión. Enséñale una señal.

¿Cómo se adiestra a un cachorro para que camine con correa sin tirar?

Un método sencillo para adiestrar a un cachorro sin que tire de la correa es dejar de avanzar cuando tire y recompensarle con golosinas cuando camine a tu lado. Una bolsa de golosinas para la cintura puede ser muy útil en el proceso de adiestramiento.

Cómo entrenar a su cachorro a caminar con correa – cachorro
Carlos
Revisión por expertos
Pregunta
¡Hola a todos! Me llamo Carlos y soy experto en perros y razas caninas. Siempre he sentido amor por los perros y he pasado muchos años estudiando y trabajando con ellos.
Recibí mi título en [Ciencia Animal/Medicina Veterinaria/etc.] de [Nombre de la Universidad] y desde entonces he trabajado en varios roles con perros, incluyendo como [veterinario/entrenador de perros/criador/etc.].
Tengo un amplio conocimiento de las diferentes razas de perros y sus características, temperamentos y necesidades únicas. He trabajado con una gran variedad de razas, desde pequeñas razas de juguete hasta grandes razas de trabajo, y tengo un profundo conocimiento de sus necesidades específicas y de cómo cuidarlas.
En mi trabajo con perros, también he desarrollado una fuerte comprensión del comportamiento canino y cómo entrenar y comunicarse con ellos de manera efectiva. Me apasiona ayudar a los propietarios de perros a crear fuertes vínculos con sus mascotas y proporcionarles los mejores cuidados posibles.
Me entusiasma compartir mis conocimientos y experiencia con los demás a través de mis escritos y espero ayudar a otros a aprender más sobre sus queridos compañeros caninos y a cuidarlos mejor.

Deja una respuesta