C贸mo disciplinar a un cachorro por morder – cachorro

Es normal que un cachorro use la boca durante el juego y la interacción social, pero desde luego no es divertido tener esos dientes afilados incrustados en el tobillo o el brazo.

Contents hide

Es importante enseñar al cachorro a utilizar la boca de forma aceptable. Las estrategias para controlar a la pequeña piraña incluyen fomentar un juego aceptable, proporcionarle estímulos suficientes para satisfacer sus necesidades, enseñarle órdenes básicas como «siéntate» y «abajo», e ignorar o interrumpir el comportamiento indeseable de morder.

Cuando el juego de morder se vuelve demasiado intenso o persiste en la edad adulta, busque el consejo de un especialista en comportamiento para que pueda determinar los mejores tribunales de acción.

No empeores las cosas

No fomentes el comportamiento molesto de tu cachorro. No lo excites con juegos bruscos, bromas o un juego de tira y afloja si éstos conducen a la mordedura. Evita los juegos que inciten a tu cachorro a atacar cualquier parte de tu cuerpo y no lleves guantes durante el juego para que tu cachorro pueda morder.

Tenga cuidado de no recompensar inadvertidamente el comportamiento. Si morder funciona para llamar su atención, el comportamiento continuará. Acariciar a su perro, cogerlo en brazos, hablarle, o incluso darle un ligero empujón o una ligera reprimenda puede recompensar el comportamiento de morder. Por lo tanto, cualquier contacto duro entre los dientes de su cachorro y el cuerpo humano debe ser una señal para que deje de prestar atención a su perro.Dejar de jugar inmediatamente e ignorar a su cachorro o alejarse de él le enseñará que la atención y el juego cesan cuando empieza a morder. Del mismo modo, no empiece a jugar si su cachorro muestra comportamientos «exigentes» como dar zarpazos, saltar, ladrar o morder.

Cuando empiece a morder durante el juego, o si puede anticiparse a que lo haga, intente que se centre en un juguete o en otra forma de juego que no implique morder. Otra opción es utilizar una orden de adiestramiento, como «siéntate» o «abajo», y recompensarle con una golosina o un juguete si se calma. Un «ay» fuerte cuando su perro muerda también puede utilizarse para interrumpir el comportamiento y marcar el fin del juego. El juego debeComenzar de nuevo sólo si la mordedura no se repite.

Es probable que haya ocasiones en las que tu cachorro se excite demasiado y no puedas solucionar el problema de forma eficaz. En estas situaciones, una opción es salir inmediatamente de la habitación y cerrar la puerta (siempre que sea seguro dejar a tu cachorro solo) y volver sólo cuando el cachorro se haya calmado. De lo contrario, llévalo a su zona segura (como una jaula o un corral) y dale de comer o un juguete masticable para mantenerlo(y su boca) ocupada.

Evite las correcciones severas y los castigos físicos. Nunca pegue o abofetee a su mascota, ni le golpee la nariz, ni le apriete los labios contra los dientes, ni la sacuda por el cuello, ni la haga rodar sobre su espalda, ni le meta los dedos en la boca. Es probable que este tipo de correcciones empeoren el problema de los mordiscos, arruinen el vínculo con su mascota y provoquen problemas más graves, como miedo y agresividad. Sobre elPor otro lado, algunos cachorros pueden considerar estas duras correcciones como un gran juego, lo que sólo les anima a morder y jugar con más dureza.

Canaliza esa energía

Si su cachorro reclama atención constantemente, mordiéndole o jugando de forma demasiado brusca, tendrá que proporcionarle otras formas de mantener su cerebro y su cuerpo activos. Programe juegos y ejercicios regulares a lo largo del día que no impliquen morder, como pasear y correr, jugar a buscar la pelota, perseguirla, practicar algunos de sus ejercicios de adiestramiento o incluso jugar a tirar de la cuerda, siempre y cuando su cachorro no esté acostumbrado a morder.ya que los dientes de tu cachorro permanecen en el juguete y no tocan tu cuerpo.

Otra forma de canalizar la energía de su cachorro es proporcionarle oportunidades frecuentes de jugar con otros perros amistosos. Darle a su cachorro golosinas dentales, juguetes que están diseñados para ser manipulados para liberar una golosina, o aquellos que promueven la masticación prolongada, también proporcionan oportunidades para utilizar la boca y los dientes de una manera aceptable y saludable. Cuanta más energía utilice el cachorro para estas otras actividades, mayor será lamenos utilizará para el comportamiento de morder con la boca. Recuerda el mantra del adiestramiento: «Un cachorro cansado es un buen cachorro».

Cómo comunicarse con su cachorro

Inscriba a su mascota en clases de socialización y adiestramiento para cachorros lo antes posible. Enséñele unas cuantas órdenes sencillas para poder comunicarse con él cuando empiece a tener comportamientos indeseables. Las sesiones de adiestramiento combinan tiempo social, estimulación mental y aprendizaje de nuevas habilidades, a la vez que mantienen a su cachorro centrado en comportamientos distintos al juego de morder.

Enseñe a su cachorro qué comportamientos espera de él antes de que reciba recompensa alguna. Por ejemplo, pídale que se siente antes de darle las cosas que quiere y, de vez en cuando, ordénele que se quede uno o dos segundos antes de seguirle por la casa o atravesar una puerta. Sea constante.

Si en su casa no hay niños ni ancianos que puedan correr peligro, puede permitir que el animal toque suavemente con la boca y muerda de forma inhibida durante el juego. Puede enseñarle a tocar suavemente poniendo la mano en la boca del animal cuando esté muy tranquilo y elogiándole cuando muerda suavemente. Sin embargo, si muerde con tanta presión que le resulte incómodo, diga «ay» y detenga el juego.jugar.

Ayudas a la formación

Una cuerda de arrastre puede ser una herramienta útil para controlar el comportamiento mordedor de tu cachorro. Ata una cuerda larga (tres metros en interiores y seis metros o más en exteriores) al collar de tu mascota para poder agarrar rápidamente la cuerda cuando necesites detener los mordiscos. Asegúrate de que la mascota está estrechamente supervisada cuando lleva una cuerda de arrastre. Con un suave tirón de la correa, puede detener inmediatamente los mordiscos y los mordiscos. Liberacióntensión tan pronto como el perro se calme. Si el cachorro no se concentra, se distrae con facilidad o utiliza la boca en exceso, puede conseguirse un control más eficaz de la cabeza y el hocico utilizando la jareta con un ronzal. Los ronzales pueden proporcionar a todos los miembros de la familia, incluso a los niños pequeños, un control considerable sobre la mascota.

Basta ya: Uso de la orden «Stop

Si la mascota empieza a morder durante el juego, es importante que aprenda a dejar de hacerlo cuando se le ordene. Esto se puede hacer dándole la orden de «basta» cuando esté mordiendo. Empiece el entrenamiento cuando la mascota esté muy tranquila. Dele al cachorro un pequeño trozo de comida seca mientras le dice «vale» en un tono relajado. A continuación, sostenga otro trozo de comida delante de él y dígale firmemente «basta» sin levantar la voz ni gritar. Si el cachorrono intenta entrar en contacto con su mano o con la comida durante dos segundos, diga «vale» y dele la comida. SI toca su mano antes de que pasen dos segundos y antes de que usted diga «vale», diga inmediatamente «basta» con la fuerza suficiente para hacerla retroceder pero sin asustarla. Sea dramático, inclínese hacia el cachorro y mantenga el contacto visual cuando le dé la reprimenda instructiva. Aumente gradualmente el tiempoUna vez que aprenda a dejar la comida cuando se le ordene, practique el ejercicio sin comida utilizando sólo su mano. Más tarde, repita el ejercicio cuando el cachorro esté más motivado.

El objetivo es llegar al punto de que el cachorro no coja la comida ni toque tu mano una vez que hayas dicho «basta», por muy sabrosa que sea la golosina o por muy interesante que sea tu mano. Para que esta técnica funcione, toda la familia debe ser muy constante, tener un ritmo preciso y practicar todos los días. Si es necesario, se puede utilizar una correa y un ronzal para enseñar la orden «basta». Siempre que el cachorro ignore laSi le das la orden de que deje de morder, un suave tirón de la correa le cerrará la boca. Con el tiempo, el cachorro dejará de morder cuando le des la orden.

Saber cómo disciplinar a un pastor alemán por morder y pellizcar no sólo le ayudará a salvar sus manos y piernas de los pequeños dientes afilados…

Pero enseñar a tu cachorro GSD a dejar de morder también puede ayudarte con valiosas habilidades de adiestramiento.

Habilidades que no sólo le ayudarán a controlar y detener las mordeduras y mordiscos de su pastor alemán – sin fuerza ni miedo, sino a tener un perro mejor comportado en general.

Pongámonos manos a la obra para enseñarle cómo disciplinar a un cachorro de pastor alemán por morder o mordisquear.

¡Ya no tienes que vivir con un bebé Tiburón suelto!

¿Cómo se disciplina a un pastor alemán por morder y pellizcar?

Para disciplinar a un pastor alemán por morder o pellizcar, asegúrate de corregirle durante su mal comportamiento diciéndole «¡Ay!», retirando la mano lentamente para no excitarle más y redirigiendo los mordiscos y pellizcos a un juguete mordedor interesante. Si aun así sigue mordiendo y pellizcando, levántate con calma y aléjate para dejar que se calme. También puedes conseguir que tu cachorro deje de morder trabajando ensu control de los impulsos.

Nunca utilice el castigo físico, grite a su perro o provoque que le tenga miedo. En su lugar, utilice el adiestramiento basado en recompensas para enseñar a su GSD qué comportamiento quiere que haga en su lugar.

También hay información adicional que usted necesita saber acerca de disciplinar a su pastor alemán para morder, tales como:

Hablemos rápidamente sobre cómo disciplinar a su pastor alemán, ya que es un tema muy controvertido en el adiestramiento canino y a muchos propietarios les preocupa el uso de correcciones.

Cómo disciplinar correctamente a su cachorro de pastor alemán

Puede que te parezca mono que tu peludo cachorrito de pastor alemán te muerda la mano o los tobillos, pero…

Piénselo otra vez.

Imagine que su perro ha crecido y se ha convertido en una potencia atlética de casi 90 a 100 libras, llena de dientes grandes y del tamaño de un adulto. Es esencial que sepa qué hacer para detener este comportamiento y evitar cualquier accidente.

Ahí es donde entra en juego la comprensión de la disciplina.

Algunas personas asumen erróneamente que disciplina significa castigo, pero no es ése exactamente el tipo de disciplina del que estamos hablando.

¿Sabía que disciplina procede originalmente de la palabra «discipulus», que en latín significa «estudiante» o «alumno» ( fuente )? 馃帗

Por lo tanto, el uso de la disciplina en su GSD se refiere a enseñarle los comportamientos correctos y las reglas de vivir en su casa.

Esta es tu guía esencial para aprender a disciplinar a tu pastor alemán por morder y mordisquear. Descubrirás:

En concreto, aprenderás a enseñar a tu pastor alemán a no morderte a ti ni a los demás y a controlar su boca (y sus afilados dientes).

¿Por qué mi cachorro de pastor alemán muerde y mordisquea?

Cuando mi adorable cachorro de pastor alemán llegó a casa conmigo, ¡sus travesuras fueron muy divertidas!

Me encantaba mover los juguetes para jugar a sus juegos favoritos y mantenerla entretenida. Pero, ¡mis manos parecían como si hubiera adoptado accidentalmente un bebé tigre después de nuestros ratos de juego!

Había arañazos, heridas punzantes, ¡e incluso podía sacar sangre!

Estoy segura de que entiendes EXACTAMENTE lo que se siente porque tú también estás ahí ahora.

Para aprender a disciplinar a un pastor alemán por morder o pellizcar, es importante saber por qué quiere morderte en primer lugar para que puedas solucionar el problema.

Las razones más comunes por las que los pastores alemanes muerden y mordisquean son:

Casi todos los pastores alemanes muerden cuando son cachorros, ya que se desarrollan y maduran socialmente, experimentan dolores de crecimiento mientras se dienten y siguen manteniendo su instinto natural de pastoreo y su instinto de presa.

Sin embargo, hay medidas positivas que puedes tomar para detener los mordiscos agresivos de tu cachorro de pastor alemán que están causando estragos en tus manos y en tu vida.

Vamos a cubrir las razones principales por las que su cachorro muerde y pellizca los brazos y los tobillos para que pueda entender cómo funciona la disciplina para corregir la boca fuera de control de su GSD.

1. Desarrollo del comportamiento social y de la inhibición de la mordedura – Etapa temprana del cachorro

A los cachorros de pastor alemán les encanta jugar y lo hacen ladrando, jugando a gruñir y mordisqueando a sus hermanitos. Pero ahora, ¡usted y su familia son los compañeros de camada!

Lamentablemente, esto significa que usted recibe los mordiscos y los mordiscos mientras su cachorro aprende el comportamiento social y la inhibición de los mordiscos.

La inhibición de la mordida, también conocida como «boca blanda», es una parte importante de la socialización. Durante la inhibición de la mordida, tu cachorro de pastor alemán aprende a controlar la fuerza de sus mordiscos para no herir a sus hermanos (fuente).

Los cachorros aprenden rápidamente que si muerden demasiado fuerte, sus compañeros de camada interrumpen el juego y se acaba la diversión. Ésta es una valiosa lección de vida para convivir con personas y familias.

Cachorros de 8 semanas e inhibición de la mordida

Pero, a veces, a los cachorros se les separa demasiado pronto de sus madres, lo que significa que no aprenden correctamente la inhibición de la mordida. E incluso hay estudios que demuestran que separar a un cachorro de pastor alemán antes de las 8 semanas de edad podría afectar negativamente a su comportamiento como adultos (fuente).

La madre del cachorro le enseña la inhibición temprana de la mordida y le disciplina cuando muerde demasiado fuerte o juega de forma demasiado brusca. Si adquiere a su cachorro antes de las ocho semanas, su pastor alemán no habrá aprendido los comportamientos sociales adecuados y se habrá perdido la disciplina natural de su madre.

Su nuevo pastor alemán deben seguir aprendiendo habilidades de inhibición de mordiscos cuando los traes a casa por primera vez.

2. Fase de dentición del cachorro de pastor alemán

A los pastores alemanes les salen los dientes de leche afilados como cuchillas alrededor de las 2 semanas de edad. Los dientes de leche suelen haber crecido por completo entre las 6 y 7 semanas de edad. Por lo tanto, cuando su cachorro llega a casa, alrededor de las 8 semanas de edad para vivir con usted, sus 28 dientes de leche están listos para morder y mordisquear.

Fases de dentición del cachorro GSD:

Los cachorros de pastor alemán bebé también pueden morderte las manos o masticar muebles y otros objetos porque están desarrollando nuevos dientes adultos. Cuando los dientes adultos crecen pueden irritar las encías y causar molestias a tu perro.

Esto hace que tu cachorro busque cosas que masticar para aliviar sus dolores de dentición.

Fase de dentición del cachorro de pastor alemán de 3 a 4 meses

Cuando su cachorro GSD tiene alrededor de 3 a 4 meses de edad, sus dientes de leche comenzarán a aflojarse y caerse a medida que sus dientes adultos empujan para reemplazarlos. Usted puede encontrar pequeños dientes en su alfombra o en el suelo, pero la mayoría de los dientes de leche son tragados por su cachorro.

No te estreses.

Es perfectamente sano y normal y no hace daño a tu cachorro.

Masticar es una forma natural de ayudar a que el dolor desaparezca y es muy normal. Durante estos momentos un Kong congelado relleno de una mezcla de golosinas ayuda a refrescar las encías inflamadas y a calmar sus dolores.

Tenga a mano unos cuantos Kongs congelados durante la etapa de dentición para ofrecérselos a su cachorro de pastor alemán y evitar que mastique y muerda todo lo que vea.

3. El instinto natural de pastoreo de su pastor alemán

Su Pastor Alemán procede de una larga estirpe de perros de trabajo criados originalmente para pastorear ovejas, instintos que aún perduran en su perro.

Los pastores alemanes muerden y pellizcan los tobillos debido a su capacidad natural de pastoreo y a su poderoso instinto de presa. Esta necesidad de pastorear está en sus genes y, por desgracia, ¡tus tobillos tendrán que hacerlo cuando no haya ovejas que reunir!

Aunque te parezca simpático o gracioso que te muerda los tobillos, imagínate el daño que le hará a tu piel cuando tu cachorro se convierta en un adulto fuerte.

Lo mejor es aprender la habilidad de disciplinar a su GSD para el comportamiento de morder en lugar de reír y fomentar involuntariamente.

4. Ausencia o falta de estimulación mental

Los pastores alemanes, incluso los cachorros, son perros muy inteligentes con una inagotable reserva de energía. ejercicios para su pastor alemán La mente de tu perro también necesita entrenamiento.

Las actividades cerebrales y los juegos mentales proporcionan a su GSD el desahogo mental que necesita no sólo para aprender nuevas habilidades de resolución de problemas esenciales para su crecimiento, sino también para reducir sus niveles de energía (fuente).

La estimulación mental agota su mente y su cuerpo.

Un cachorro que carece de la estimulación mental adecuada busca formas de mantener su cerebro ocupado, lo que generalmente significa meterse en líos.

5. Demasiado cansado o falta de sueño

¿Sabía que los cachorros duermen entre 18 y 20 horas al día ( fuente )?

Sé lo que estás pensando…

«¡Eso no puede ser porque mi pastor alemán tiene energía sin parar!».

Sí, tu cachorro es un manojo de emociones, pero…

Un cachorro de pastor alemán que muerde y mordisquea mucho puede estar malhumorado por falta de sueño y no actuar de forma deliberada.

Incluso de adulto, si mi pastor alemán no duerme tranquilamente, es menos probable que quiera entrenar o que ejecute las señales que le doy. No subestime la cantidad de sueño que su cachorro o GSD adulto necesita para comportarse adecuadamente.

Ahora que conoces las principales razones por las que tu Pastor Alemán te muerde, vamos a cubrir las formas correctas de disciplinarlos.

Cómo disciplinar a un pastor alemán por morder y mordisquear

A los pastores alemanes se les debe enseñar que morder y pellizcar no es un comportamiento aceptable y necesitan aprender qué hacer en su lugar. Comience a enseñarles utilizando el lenguaje corporal, señales con las manos, órdenes de voz y mostrándoles los comportamientos correctos que desea de ellos. Hágale saber a su perro desde el principio que morder le hace daño y no consigue lo que quiere. Si continúa mordiéndole agresivamente, colóquelo en un lugar seguro.breve tiempo fuera.

Utilice siempre un adiestramiento positivo y evite los castigos y correcciones severos.

Puedes poner en práctica estas técnicas siguiendo los siguientes pasos para disciplinar a tu pastor alemán por morder.

1. Enseñe a su pastor alemán a inhibir las mordeduras durante el juego.

Es importante que tu perro aprenda a controlar la fuerza de su mordida lo antes posible. Puede llegar un momento en que tu perro sienta miedo, dolor o incomodidad y te ponga la boca encima.

Si su pastor alemán ha aprendido la inhibición de la mordida durante sus juegos, entonces entiende que no debe morder con fuerza y evitar lastimar su piel.

Puedes jugar a estos juegos divertidos con tu pastor alemán mientras les enseñas a no morderte.

Enseñe a su pastor alemán a inhibir las mordeduras

A veces, esos afilados dientes de cachorro son demasiado dolorosos o rompen la piel.

Para esas ocasiones, tendrás que utilizar una técnica de corrección diferente.

2. Enseñe a su cachorro que morder o pellizcar pone fin al juego.

Cuando tu cachorro de pastor alemán te muerda o pellizque durante el juego y le resulte demasiado duro y doloroso, demuéstrale que se ha acabado el recreo.

Cuando enseñes a tu perro a no morder, ya habrás aprendido a dejar de jugar durante 5 segundos y a reanudar el juego, pero los mordiscos fuertes que sacan sangre o rompen la piel significan que se acabaron los juegos.

Cómo enseñar a su pastor alemán que morder y pellizcar pone fin al juego

Abandonar el juego cuando tu GSD se vuelve demasiado brusco es una forma de calmarlo retirando tu atención de su comportamiento brusco. Es una forma de decirle a tu pastor alemán «se acabó el juego».

3. Colóquelos en un tiempo de espera corto por seguir mordiendo.

Habrá momentos en los que tu cachorro se comporte tan mal que puede que necesites ponerlo en un corto periodo de tiempo fuera de casa.

Los tiempos muertos no son un castigo, sino un momento de calma. No cojas a tu cachorro bruscamente y lo metas en una jaula.

En su lugar, haz esto…

Para disciplinar a su pastor alemán por morder y pellizcar de forma agresiva

Es importante que no trate el tiempo fuera como un castigo o su perro empezará a asociar su jaula o zona segura con una corrección severa y, con el tiempo, con estar cerca de usted.

4. Dale a tu pastor alemán las cosas adecuadas para masticar.

Lo más probable es que tu pastor alemán muerda todo lo que no quieras…

A no ser que le enseñes lo que SÍ quieres que le hinque el diente.

Ya sabe que su pastor alemán le muerde, así que anticipe el comportamiento de morder y sustituya la mano o los tobillos por un juguete. En lugar de limitarse a decirle a su cachorro «no», hágale saber qué está bien morder y masticar si empieza a mordisquearle los dedos de las manos o de los pies.

Aún mejor…

Lleva unos cuantos juguetes pequeños en el bolsillo para ofrecérselos mientras corretean por la casa.

¿Qué juguetes les gusta morder y masticar a los pastores alemanes?

Los mejores juguetes para llamar la atención de tu pastor alemán cuando se comporta de forma salvaje y te muerde son los juguetes que son como presas salvajes y resisten los dientes de tiburón de tu cachorro 馃.

He tenido excelentes resultados con juguetes rodantes diseñados para masticadores empedernidos, como éste Juguete masticable Monster Ultra Durable La clave para utilizar este juguete es alejarlo de ti cuando tu cachorro te muerda agresivamente.

La acción del rodillo aprovecha el instinto natural de pastoreo de su perro para perseguir a la presa (el juguete rodante). También es lo suficientemente fuerte como para que su pastor alemán juegue al tira y afloja mientras mantiene sus dedos a salvo.

Lea esta selección de contenidos… ¡sólo para usted!

En lugar de dejar que tu perro mastique lo que quiera, busca juguetes adecuados para reducir su aburrimiento y darle un lugar donde poner los dientes.

5. Redirigir la mordedura de tobillos y patas utilizando un señuelo alimenticio.

Los cachorros de pastor alemán tienen fama de morder tobillos y piernas, ya que está en su naturaleza pastorear.

Sus piernas y pies también son tentadores, ya que se mueven y cambian de dirección con frecuencia. Si su perro le muerde los tobillos, hay una forma de conseguir que deje de hacerlo sin apenas esfuerzo ni castigo.

Cómo disciplinar a un pastor alemán por morderte los tobillos y los pies

Para captar rápidamente el olfato de su perro y conseguir que deje de morderle, utilice golosinas blandas muy perfumadas que le ayuden a centrarse en usted.

6. Entrena una boca suave al coger la comida de la mano.

Adiestrar a su pastor alemán para que acepte golosinas o croquetas con la boca es extremadamente fácil.

Enseñar a tu cachorro GSD lo que es una presión aceptable con la boca ayuda a evitar que sus afilados dientes dañen tu piel o rasguen tu ropa accidentalmente.

Cómo entrenar una boca suave con su pastor alemán

Practica el adiestramiento con la boca suave al menos de 3 a 5 veces al día en sesiones cortas de sólo 2 ó 3 minutos de duración. Es conveniente que las sesiones sean cortas para que tu cachorro no acabe con un adiestramiento largo y estresante.

Una vez que tu pastor alemán utilice la boca con más suavidad, puedes pasar a enseñarle la orden «suéltalo» o «déjalo».

7. Enséñales la orden «déjalo».

A veces es mejor adiestrar a tu pastor alemán en la orden «déjalo» para que aprenda pronto que no siempre puede llevarse a la boca todo lo que quiere.

Puedes empezar a entrenar esta señal haciendo lo siguiente:

Preste atención a los tipos de objetos que su pastor alemán prefiere coger y masticar.

¿Es algo duro?

Luego, sustitúyalo por un juguete duro y resistente para masticar.

¿Es blando?

Intenta sustituirlo por un peluche.

Conozca las preferencias de su pastor alemán a la hora de morder y así podrá evitar que muerda objetos no deseados más rápidamente y con menos daños para usted o sus pertenencias.

Si desea un sólido como una roca dejarlo, a continuación, utilizar este guía para adiestrar a su pastor alemán en la orden de dejarlo .

8. Inscríbelos en un curso de formación.

No es demasiado tarde para inscribir a su pastor alemán en un curso de adiestramiento.

Aunque las clases presenciales ofrecen la ventaja de poder socializar con otros perros, muchos propietarios no pueden permitirse asistir a ellas o no pueden programar largas clases de adiestramiento a las que deben acudir en coche.

En estos casos, hay otra opción económica…

Un curso de adiestramiento de perros en línea que está repleto de información que puede utilizar para enseñar a su pastor alemán de la manera más eficaz todo basado en la ciencia – llamado Entrenamiento cerebral para perros 馃惥

El programa en línea incorpora:

Enseñar a su perro una serie de comportamientos mejores que usted puede poner en práctica puede parecer un gran reto al principio.

Pero, piensa en esto…

Utilizar un programa en línea le dará confianza en sus habilidades como educador y le ayudará a entrenar a su pequeño mordedor para que ofrezca respuestas más educadas en el futuro.

馃挕 Otras ideas beneficiosas para la formación son:

No subestime el valor de mantener ocupados el cerebro y el cuerpo de su pastor alemán mediante distintos tipos de entrenamiento.

Su raza es una potencia de inteligencia y resistencia y debe encontrar salidas para su salud mental con el fin de reducir los comportamientos no deseados.

9. Crea una zona tranquila para sus siestas.

¿Recuerdas cuando dije que los cachorros duermen hasta 20 horas al día?

Al principio, tendrás que asegurarte de que tu cachorro descansa y duerme para que no esté irritable y de mal humor.

Al igual que ocurre con los niños pequeños y los bebés humanos, tu cachorro puede volverse difícil de manejar y comportarse de forma salvaje cuando no ha dormido lo suficiente.

Su pastor alemán necesita tener una cama propia en una zona alejada de los negocios de su familia.

Dar a su pastor alemán un lugar cómodo para dormir significa:

Si hace tiempo que no ve dormir a su cachorro y se muestra demasiado excitado, es posible que lo que necesite sea acostarlo para que duerma una siesta. Muchos propietarios de perros y cachorros confían en este tipo de acurrucamiento que imita los latidos del corazón de la madre y proporciona calor.

Utilizar estas estrategias para crear una zona tranquila ayudará a tu cachorro a reponerse y a volver a ser su dulce ser.

10. Gestionar su entorno para que tengan éxito.

Uno de los pasos más importantes para aprender a disciplinar a un pastor alemán por morder y mordisquear es evitar que pueda seguir practicando el comportamiento no deseado.

Puede hacerlo controlando el entorno y controlando la exposición de su perro a estas situaciones que le hacen morder.

Por ejemplo:

Supervise a su pastor alemán para prepararle para el éxito.

Dar a tu cachorro demasiada libertad antes de que adquiera las habilidades necesarias para desenvolverse en un espacio tan amplio puede abocarle al fracaso.

Tu Pastor Alemán no llega a ti conociendo las normas de la casa, por lo que no puedes esperar que entienda lo que no debe morder o masticar.

Esto es especialmente cierto en el caso de cachorros recién llegados a su vida e incluso de pastores alemanes rescatados que puede que nunca hayan sido adiestrados antes.

A Puerta de separación segura para mascotas lo suficientemente alta para evitar que salten. y la escalada es una herramienta útil para ayudar a supervisar y proteger a su nuevo pastor alemán.

Nunca pierdas de vista a un perro que no esté adiestrado, ya que puede encontrar problemas antes de que puedas llegar a él.

Ahora, vamos a cubrir lo que no debe hacer cuando el entrenamiento de su pastor alemán para no morder.

¿Comete ya alguno de estos errores?

Mitos comunes: qué no hacer al disciplinar a un GSD por morder

El uso incorrecto de los castigos puede destrozar la relación con su pastor alemán, arruinar su futuro juntos y causar daños de por vida.

Éstos son los principales mitos de adiestramiento que hay que evitar cuando se disciplina a un GSD por morder.

No recurras nunca al castigo físico, mental o emocional.

Esto significa no pegar, tirar de la correa, taparle la boca, tirarle de la oreja, agarrarle la lengua o ponerle las manos encima que puedan hacerle daño.

También significa que debes evitar el estrés mental y emocional, como intimidar a tu pastor alemán gritándole o persiguiéndole cuando tiene miedo.

Estudios recientes demuestran que incluso un adiestramiento aversivo leve (basado en el castigo) provocaba un aumento de los niveles de estrés en los perros y éstos mostraban signos de estrés, así como comportamientos pesimistas que les impedían aprender nuevas tareas con más facilidad (fuente).

Por el contrario, los perros a los que se ofreció adiestramiento positivo (todos los pasos mencionados anteriormente para corregir a su pastor alemán) estaban menos estresados y tenían en general un mayor bienestar.

No hagas el «rollo alfa» ni agarres a tu perro por el pescuezo.

Las técnicas anticuadas, como agarrar a su GSD por el pescuezo y sacudirlo, o utilizar un «rollo alfa» (poner a su perro boca arriba o de lado a la fuerza para demostrarle que usted es el jefe y el dominante) pueden aumentar los comportamientos agresivos de su perro.

Destacan los resultados de un estudio en el que se utilizaron métodos de adiestramiento aversivo:

El uso de castigos incorrectos puede poner en peligro la salud física y mental de los perros.

Nunca debe poner a su pastor alemán en una posición en la que esté utilizando técnicas de la vieja escuela que no están respaldadas por la ciencia.

No cojas a tu perro por la papada y lo sacudas.

Aunque puede que haya oído a alguien decirle que agarre a su pastor alemán por la papada para disciplinarlo por morder, esto sólo infundirá miedo y ansiedad en su perro.

Además, este estudio demostró que la friolera del 25% de los perros agarrados por la papada y zarandeados se volvieron agresivos. Este porcentaje también incluye a los perros cuyos dueños agarraron por la fuerza un objeto y se lo quitaron de la boca.

Qué hacer y qué no hacer al disciplinar a un pastor alemán por morder y mordisquear

Me resulta útil tener lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer en una tabla rápida para referencia y formación.

Estos consejos para evitar que un cachorro de pastor alemán muerda te ayudarán a encontrar una solución rápida.

Ahora te preguntarás qué le ha pasado a tu dulce y peludo cachorrito y te preguntarás cómo es posible que una piraña se haya apoderado de tu pastor alemán recientemente.

Pero, tranquilos, esta fase terminará.

Si sigue este programa de adiestramiento para dejar de morder durante unas semanas, VERÁ una reducción de los malos comportamientos de su perro. Consiga que todos los miembros de su hogar se unan para obtener resultados más rápidos.

¿Cuándo dejará mi pastor alemán de morderme y pellizcarme?

Por lo general, los pastores alemanes dejan de morder entre los 6 y los 8 meses de edad, una vez que les han salido los 42 dientes adultos y empiezan a aprender a inhibir las mordeduras mientras tienen la boca blanda. Puede acelerar este proceso de aprendizaje manteniendo a todos los miembros de la familia en la misma línea, aplicando una disciplina coherente y comprendiendo que el GSD no deja de morder de la noche a la mañana.El pastor alemán muerde generalmente para iniciar el juego y no cree que esté mal.

Enséñele a no morderle siguiendo un adiestramiento positivo y evite asustarle o intimidarle. Un pastor alemán que le tenga miedo no sólo tardará más en ser adiestrado, sino que no establecerá un vínculo con usted.

Morder: lo esencial

Tu perro no nace sabiendo buenos modales y lo que quieres que haga. Si quieres que tu perro aprenda buenos modales en casa, eres tú quien debe guiarle y enseñarle.

Piénsalo de esta manera, si no haces absolutamente nada lo más probable es que tu pastor alemán supere los mordiscos por sí mismo.

Pero…

Si eres:

…reforzando el comportamiento calmado y retirando la atención al comportamiento bocazas no deseado, ¡sobrevivirá a la etapa de cachorro de su pastor alemán con menos marcas de dientes y un perro bien adiestrado!

Ten un plan de acción para saber qué hacer con tu cachorro en los momentos en los que es propenso a la indisciplina, los mordiscos y las mordeduras. Consigue que tu familia participe en el adiestramiento.

Aprender a disciplinar a un pastor alemán por morder no tiene por qué implicar la fuerza o duras correcciones y castigos. Usted puede enseñar a su perro lo que es aceptable e inaceptable para usted y su familia utilizando los pasos positivos y suaves que se enumeran aquí.

Todo ello mientras disfrutas de tu precioso pastor alemán y fortaleces vuestro vínculo 馃挆.

Parece que estás listo para aprender a enseñe a su pastor alemán los modales básicos en casa para una obediencia perfecta…

¿A qué espera?

Sé que puedes tener el pastor alemán de tus sueños.

¿Cómo se corrige el comportamiento mordedor de un cachorro?

Dé a su cachorro un objeto alternativo para morder Si empieza a mordisquearle los dedos de las manos o de los pies mientras juegan, ofrézcale un juguete en su lugar. De nuevo, si sigue mordisqueando, interrumpa inmediatamente la sesión de juego. Si ha estado adiestrando a su cachorro para que se siente, también puede redirigirlo pidiéndole que se siente y recompensándole con un juguete.

¿Por qué mi cachorro me muerde de forma agresiva?

Los cachorros pueden jugar de forma brusca. El juego de los cachorros consiste en perseguir, abalanzarse, ladrar, gruñir y morder. Muchos propietarios de mascotas confunden el comportamiento normal de juego con agresividad o se ríen de un comportamiento que es una señal de advertencia de un comportamiento verdaderamente agresivo.

¿Debo gritar a mi cachorro por morder?

Recuerde: No grite ni pegue Pegar a su perro es maltrato y no es efectivo. Su cachorro podría tenerle miedo o actuar de forma agresiva hacia usted, dos resultados horribles.

¿Qué orden utilizar para que el cachorro deje de morder?

Otra opción es utilizar una orden de adiestramiento, como «siéntate» o «abajo», y recompensarle con una golosina o un juguete si se tranquiliza. También puede utilizarse un «¡ay!» fuerte cuando el perro muerda para interrumpir el comportamiento y marcar el fin del juego, que sólo debe reanudarse si no vuelve a morder.

Cómo disciplinar a un cachorro por morder – cachorro
Carlos
Revisión por expertos
Pregunta
¡Hola a todos! Me llamo Carlos y soy experto en perros y razas caninas. Siempre he sentido amor por los perros y he pasado muchos años estudiando y trabajando con ellos.
Recibí mi título en [Ciencia Animal/Medicina Veterinaria/etc.] de [Nombre de la Universidad] y desde entonces he trabajado en varios roles con perros, incluyendo como [veterinario/entrenador de perros/criador/etc.].
Tengo un amplio conocimiento de las diferentes razas de perros y sus características, temperamentos y necesidades únicas. He trabajado con una gran variedad de razas, desde pequeñas razas de juguete hasta grandes razas de trabajo, y tengo un profundo conocimiento de sus necesidades específicas y de cómo cuidarlas.
En mi trabajo con perros, también he desarrollado una fuerte comprensión del comportamiento canino y cómo entrenar y comunicarse con ellos de manera efectiva. Me apasiona ayudar a los propietarios de perros a crear fuertes vínculos con sus mascotas y proporcionarles los mejores cuidados posibles.
Me entusiasma compartir mis conocimientos y experiencia con los demás a través de mis escritos y espero ayudar a otros a aprender más sobre sus queridos compañeros caninos y a cuidarlos mejor.

Cómo disciplinar a un cachorro por morder – cachorro
Carlos
Revisión por expertos
Pregunta
¡Hola a todos! Me llamo Carlos y soy experto en perros y razas caninas. Siempre he sentido amor por los perros y he pasado muchos años estudiando y trabajando con ellos.
Recibí mi título en [Ciencia Animal/Medicina Veterinaria/etc.] de [Nombre de la Universidad] y desde entonces he trabajado en varios roles con perros, incluyendo como [veterinario/entrenador de perros/criador/etc.].
Tengo un amplio conocimiento de las diferentes razas de perros y sus características, temperamentos y necesidades únicas. He trabajado con una gran variedad de razas, desde pequeñas razas de juguete hasta grandes razas de trabajo, y tengo un profundo conocimiento de sus necesidades específicas y de cómo cuidarlas.
En mi trabajo con perros, también he desarrollado una fuerte comprensión del comportamiento canino y cómo entrenar y comunicarse con ellos de manera efectiva. Me apasiona ayudar a los propietarios de perros a crear fuertes vínculos con sus mascotas y proporcionarles los mejores cuidados posibles.
Me entusiasma compartir mis conocimientos y experiencia con los demás a través de mis escritos y espero ayudar a otros a aprender más sobre sus queridos compañeros caninos y a cuidarlos mejor.

Deja una respuesta